Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Tarragona Medioambiente

Denuncian que el pipican de SPiSP 'encogerá' con el vallado

El recinto por fin será acondicionado después de años de quejas vecinales, pero ahora los usuarios temen que el espacio quede sustancialmente reducido. El Ayuntamiento asegura que los trabajos son provisionales y que volverá a tener la amplitud actual

Norian Muñoz

Whatsapp
En el suelo se encuentra señalizado el sitio donde irán las vallas.

En el suelo se encuentra señalizado el sitio donde irán las vallas.

Después de años pidiendo un pipican en condiciones, los vecinos de Sant Pere i Sant Pau están preocupados porque el recinto se vallará, tal como pedían, pero el espacio es sustancialmente más pequeño del actual.

Rebeca Rodríguez, una de las usuarias del pipican, explica que el espacio que quedará es del todo insuficiente para la treintena de perros con sus dueños que se juntan cualquier tarde en el lugar.

La semana pasada se conocía que el anterior gobierno municipal ya había dejado atado el proyecto de vallado perimetral del pipican. La empresa adjudicataria de las obras es la empresa de inserción social Aptos y el coste total de la actuación es de 7.623 euros.

Reivindicación histórica

El acondicionamiento del pipican es una reivindicación histórica del barrio. Alba Martínez, que inició una campaña en Change.org para que se acondicionara, asegura que la lucha de los vecinos tiene ya más de 15 años.

El pipican no cuenta con los requisitos mínimos como fuente de agua, bancos, o iluminación y apenas hay dos papeleras.

La reivindicación más importante, no obstante, siempre ha sido la falta de vallado, porque actualmente sólo hay un muro bajo que lo separa de la calle, lo que ha propiciado que algunos animales se escapen. De hecho la propia Martínez relata en su petición que su perro murió tras saltar el muro y ser atropellado «A mí el incidente me costó a mi mascota y la factura de reparación de la furgoneta que lo atropelló. No queremos que a ninguno nos pueda pasar lo mismo».

Otro de los problemas del espacio es un gran socavón que hay en medio. Además, hace unos meses fue noticia porque hubo una plaga de orugas de procesionaria en los pinos del pipican.

Se trata de trabajos provisionales

Fuentes de la Brigada Municipal aclaran, no obstante, que la delimitación del espacio que se ha hecho es provisional y que el pipican volverá a tener las dimensiones actuales. La decisión de cerrar solo una parte se tomó, explican, porque hay que arreglar la zona del socavón para poder garantizar la seguridad de los dueños y las mascotas. Una vez estabilizado todo el terreno se ampliará. 

Comentarios

Lea También