Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Denuncian un concurso a medida para cuatro exempleados de Altadis

La USOC critica que las bases estaban diseñadas para 'contratar a dedo' a los extrabajadores de la Tabacalera
Whatsapp
Imagen del 23 de marzo de 2007, cuando los últimos empleados abandonaron la antigua fábrica. Foto: Lluís Milián

Imagen del 23 de marzo de 2007, cuando los últimos empleados abandonaron la antigua fábrica. Foto: Lluís Milián

La sección sindical de la USOC en el Ayuntamiento de Tarragona denuncia que la administración municipal ha convocado un concurso público «a medida» para contratar a cuatro exempleados de la antigua fábrica de tabacos de Altadis. Así lo ha puesto de manifiesto mediante un recurso de reposición que ha presentado contra el programa de ocupación municipal de Suport als subalterns 2015, al que ha tenido este periódico, y que ya ha sido rechazado por parte de la corporación local.

En el documento, la USOC critica que la convocatoria llevada a cabo por parte del Ayuntamiento «no garantiza los principio de oportunidad, mérito y transparencia» de los ciudadanos en la participación de este programa de ocupación, ya que «queda claro que está destinado a las personas afectadas por el cierre de la fábrica de Tarragona de la empresa Altadis, que ya han participado anteriormente en otros planes de ocupación municipales». Por ello, el sindicato solicitó el pasado mes de diciembre que «se anularan las bases», una propuesta que, recientemente, ha sido desestimada.

 

Siete años de contrataciones

Se da la circunstancia de que el consistorio ha ido contratando año a año a varios exempleados de Altadis desde la desaparición de la antigua Tabacalera, a principios de 2007. Esta circunstancia es por cumplimiento del acuerdo al que se llegó para compensar a las personas de avanzada edad que se vieron afectadas por la deslocalización de la histórica compañía.

En este sentido, las bases del concurso público destinaban una importante valoración (20 puntos sobre los 100 totales) al hecho de «ser una persona afectada por el cierre de la fábrica de Tarragona de Altadis», a la vez que se sumaban otros treinta puntos al «criterio de situación personal y ser mayores de cincuenta años», que es precisamente el perfil de las cuatro personas que aún no se han podido prejubilar de la antigua compañía tabaquera de la ciudad.

Según las características de la convocatoria, el Consistorio contratará a estas cuatro personas para «participar en un proceso de orientación, formación e inserción», donde los cuatro exempleados de Altadis «alternarán la realización de trabajos no cualificados en beneficio de la comunidad (vigilancia y control de accesos y atención de los usuarios de los centros cívicos y servicios municipales) con actividades de apoyo a la inserción laboral.

Desde la USOC se critica la «contratación a dedo» de estas personas, en una convocatoria a la que se presentaron setenta aspirantes, cuando «desde el inicio ya se sabía quiénes serían los ganadores del concurso». Los cuatro extrabajadores están contratados por un año, con un sueldo de 930 euros al mes.

Temas

  • TARRAGONA

Comentarios

Lea También