Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Deportes refrescantes

Actividades acuáticas. En la arena, en la orilla o mar adentro, son muchas las opciones deportivas en la playa 

Elisenda Rovira

Whatsapp
En la playa Arrabassada de Tarragona los jóvenes montan sus propias redes de voleibol. FOTO: Pere Ferré

En la playa Arrabassada de Tarragona los jóvenes montan sus propias redes de voleibol. FOTO: Pere Ferré

El mar y la arena de la playa son un lienzo en blanco para la práctica de todo tipo de deportes. Además, si hace mucho calor, los chapuzones refrescantes en medio del entrenamiento son un buen aliado. Tanto es así, que incluso algunos clubes deportivos escogen la playa como terreno de juego para la preparación física de los atletas en su pretemporada. 

El Mediterráneo es un mar tranquilo que permite a aquellos con un sentido aventurero despierto probar cosas nuevas en esta época del año. Muchos de los deportes acuáticos no requieren una gran preparación física ni una técnica previa, simplemente confianza y ganas de aprender. 

Para los amantes del mar, en la Costa Daurada pueden practicarse deportes acuáticos de todo tipo. A pesar de que pueden parecer  iguales si los desconocemos, cada una de las disciplinas tiene una característica que la hace única y especial. 

El snorkel es una actividad para conocer la diversidad marina del territorio

El surf, deporte originario de las fuertes olas del océano Pacífico, también ha llegado a las playas mediterráneas. A pesar de que pueda practicarse los días en los que sopla fuerte el viento, estas condiciones meteorológicas no son habituales en el territorio. Por este motivo, y sin perder la esencia de la tabla de surf, se han desarrollado otras modalidades. 

El paddle surf, por ejemplo, añade una pala para navegar entre las olas. Es una actividad muy relajada basada en el equilibrio que sirve para disfrutar del paisaje donde se realiza. Desde hace unos años, esta actividad se está consolidando como el deporte de playa favorito. Sin embargo, el windsurf, que añade la vela, supone un extra de dificultad porque la vela es totalmente libre a la dirección del viento y es difícil controlarla. 

El paddle surf está de moda. FOTO: P. F.

El Club de Vela Platja Llarga organiza cursos de verano para niños y niñas que quieran aprender desde pequeños a navegar por el mar. La mayoría de cursillos cuentan con explicaciones teóricas para empezar a familiarizarse con las partes de la embarcación, las posiciones de las velas según la dirección del viento y las distintas maneras de gobernar y dirigir los diferentes tipos de embarcaciones. El curso de Multivela agrupa  distintas disciplinas como el surf, la vela o el kayak y la puesta en práctica de ellas está supeditada a las condiciones meteorológicas del día. Los más exigentes pueden convertirse en expertos con el curso Surf Raider, que combina las tres disciplinas: surf, windsurf y paddle surf.  

En varias playas se practica kayak. FOTO: Pere Ferré

Una visita al fondo marino
Si les da miedo navegar mar a dentro solos, pueden hacerlo en grupo. Así lo hacen en los cursos intensivos de catamarán en las playas de Cambrils, Salou y Miami Platja organizados por el Club Nàutic Costa Daurada. Dada la agilidad de la embarcación, es posible salir a navegar desde el primer día. 

El Aula de Vela de la Platja Llarga no es el único espacio docente acuático en la provincia de Tarragona. El Aula Aquàtica de la Masia Blanca, impulsada por el Ayuntamiento de El Vendrell, ofrece visitas guiadas por la superficie de reserva marina que se encuentra cerca del puerto de Coma-ruga. Esta actividad lleva el nombre de snorkel y fomenta el turismo sostenible, cultural y natural. Le llaman la actividad acuática más democrática, porque no requiere ningún tipo de esfuerzo más que el de saber flotar por el agua. 

A pesar de que puede practicarse solo, los guías acuáticos permiten que aquellos quienes no tienen idea alguna de la vida en el fondo marino pasen de ver simples peces a conocer una gran cantidad de especies marinas y sus peculiaridades. 

Un paseo por la orilla es una opción muy saludable. FOTO: Lluís Milián

Gratuito y tradicional
Ahora bien, no hace falta ser un deportista de élite para aprovechar la playa y ponerse en forma en verano de manera muy económica y distraída. Este verano, el vóley playa está de moda. En la playa de la Arrabassada por ejemplo, hay grupos de amigos que compran entre todos una red, que dicen ser un opción muy económica, y la montan cada tarde para pasar un rato activo. Fuera del agua, las posibilidades son muy variadas: están los que juegan un partido de fútbol, otros prefieren las palas y los más calmados optan por un paseo por la orilla.

Otro clásico es el entrenamiento de natación en el mar o una sesión de gimnasia acuática o aquagym en la piscina. Los deportes en el agua son muy beneficiosos porque son menos agresivos con las articulaciones, evitan lesiones y quema más calorías porque la resistencia que opone el agua es mayor. Muchos ayuntamientos apuestan por dinamizar clases de pilates o de aquagym en playas y piscinas
Una actividad lúdica muy atractiva para los niños es la de alquilar un patín acuático con tobogán. Es una opción apta para toda la familia: pedaleando unos metros mar adentro, pequeños y mayores pueden saltar al mar o tirarse por el tobogán del patín. Con todas estas opciones, quedarse tumbado en la toalla es un plan, por lo menos, poco atractivo. 

Temas

Comentarios

Lea También