Desalojado de nuevo un bloque con menores por peligro de derrumbe en TGN

Dentro se encontraban cuatro jóvenes, dos de ellos menores MENAs fugados de dos centros. Hay peligro de derrumbe del inmueble por el mal estado de las vigas

Diari de Tarragona

Whatsapp
Los operarios de una empresa de albañilería, ayer por la mañana durante los trabajos de tapiado.  FOTO: dt

Los operarios de una empresa de albañilería, ayer por la mañana durante los trabajos de tapiado. FOTO: dt

Una empresa, por encargo del Ayuntamiento, comenzó ayer el tapiado de los balcones del número 7 de la calle Escales de l’Arbós, en la Part Alta, debido al mal estado de las vigas ya que el inmueble sufre graves problemas. En aquel momento estaban en el interior cuatro jóvenes. Se trata de la segunda vez que la Guàrdia Urbana procede a echar a los inquilinos.

El 5 de octubre del año pasado, los seis inquilinos de este bloque ya fueron desalojados por peligro de derrumbe. La alerta se dio a consecuencia de una fuga de agua en dicho bloque, y que se colaba por el adyacente. El arquitecto municipal y los bomberos comprobaron que la fuga venia del depósito que había en el tejado. Éste estaba ya apuntalado. Los técnicos determinaron que las vigas se encontraban en muy mal estado y había riesgo de que pudieran ceder.  Ante ello, los agentes de la Guàrdia Urbana procedieron a precintar el inmueble. Se puso una cadena en la puerta, que duró poco ya que se tuvo que reponer tras otro acceso ilegal.

Desde el Ayuntamiento se intentó identificar y localizar al dueño del edificio para que procediera al tapiado del inmueble. Pero no ha sido posible. Ante ello, ayer por la mañana, los albañiles de una empresa externa contratada por el Ayuntamiento comenzaron a tapiar tanto la puerta de entrada como balcones y ventanas. El trabajo se tramitó por vía de urgencia y de forma subsidiaria, por lo que cuando se localice al dueño se le pasará la factura.

Fugados
Antes de proceder a los trabajos, la Guàrdia Urbana desalojó a los cuatro jóvenes que estaban en el interior. Dos eran mayores de edad –un español y un marroquí– y los otros dos eran menores, ambos marroquíes. Uno de ellos se había escapado de un centro de Tarragona y el otro, de uno de Manresa. El primer menor fue trasladado directamente al centro del cual había huido. Sobre el segundo, se comunicó a la Direcció General d’Atenció a la Infància i l’Adolescència (Dgaia), que determinó que fuera trasladado al mismo centro.

Algunos vecinos indicaban ayer por la tarde que los jóvenes habían vuelto al inmueble, para lo cual habían accedido por la parte superior. Y es que las personas que viven en pisos anexos al bloque en cuestión llevan meses quejándose de los problemas de drogas y de salubridad por la basura que echan al patio comunitario.

Temas

Comentarios