Más de Tarragona

Desaparecen las infecciones respiratorias en niños gracias a las medidas contra la Covid

Los casos de bronquiolitis, provocadas mayoritariamente por el virus sincitial respiratorio (VRS), y de gripe se han esfumado por estas fechas de los hospitales y las consultas de Primaria

JOAN MORALES

Whatsapp
Imagen de la planta de pediatría del Hospital Sant Joan de Reus. FOTO: ALBA MARINÉ

Imagen de la planta de pediatría del Hospital Sant Joan de Reus. FOTO: ALBA MARINÉ

No hay mal que por bien no venga. Este antiguo refrán viene como anillo al dedo para describir la situación que viven en la actualidad las consultas pediátricas de atención primaria y las plantas de esta misma especialidad de nuestros hospitales. En condiciones normales -es decir tal y como pasaba hasta que la covid-19 invadió nuestras vidas- por estas fechas se producía el pico más alto de visitas y hospitalizaciones de niños por culpa de las infecciones respiratorias, especialmente bronquiolitis, una inflamación de la parte final de los bronquiolos que se produce (en un 80% de los casos) por el virus sincitial respiratorio (VRS). Sin ir más lejos, el año pasado se diagnosticaron en el Hospital Sant Joan de Reus más de 200 pacientes con una infección respiratoria producida por el virus VRS, sobre todo entre diciembre y principios de enero. De estos, más del 50%, menores de seis años, precisaron ingreso hospitalario.

Pues bien, a día de hoy no se ha detectado a nivel de todo el Estado la presencia de este virus y, en consecuencia, el inicio de la epidemia anual a la que todo pediatra estaba acostumbrado. Neus Rius, pediatra del Hospital Sant Joan reconoce que «ni los pediatras más veteranos habían visto nada igual. El VRS y otros virus, con la aparición de la covid, han desaparecido y hemos tenido una caída importante del número de niños con infecciones respiratorias, tanto en urgencias como de ingresos en planta», con un descenso de entre un 30% y un 35%. Eso significa que la situación en los servicios de pediatría de los hospitales y de los centros de salud es muy distinta a la de años anteriores. «Normalmente se producía un colapso, tanto de la atención primaria como de las urgencias y de los ingresos hospitalarios, también en la UCI pediátrica. En la planta de pediatría tenemos 24 camas y normalmente se ocupaban todas entre noviembre y febrero», explica Neus Rius.

"El uso de mascarilla, la higiene de manos y la distancia interpersonal han sido claves"

Situación idéntica es la que se vive en las consultas de pediatría de los centros de salud. Eduardo Zabala, pediatra del CAP Sant Pere de Reus, comenta que «la atención primaria somos el primer frente de guerra y cada año se nos saturan las consultas. En cambio, este año no ha ocurrido». Este pediatra especifica que «todos los años existe un ciclo, no escrito, que se inicia después de empezar los colegios con la aparición de virus respiratorios y sus complicaciones. Empiezan entre octubre y noviembre y van aumentando porque se transmiten de niño a niño».

Dentro de este grupo de paciente existen algunos casos que se «complican. Sobre todo son bebés de menos de un año que se ven afectados por el virus VRS y que algunos de ellos acaban en los hospitales, saturándolos».

Neus Rius tiene claro que las medidas para combatir la covid-19 han sido claves para hacer desaparecer, o minimizar, el resto de virus. «Medidas como los confinamientos, la distancia interpersonal, la higiene de manos y la utilización de mascarillas, han sido probablemente uno de los principales motivos de esta clara disminución del resto de virus respiratorios en nuestro entorno, así como la probable presencia de la capacidad de interferencia y bloqueo entre unos virus y otros, con un posible cambio y desplazamiento de la ecología de los virus respiratorios como parece que ha podido suceder en otros países», añade esta pediatra del Hospital Sant Joan de Reus.

Los casos más graves solían colapsar las plantas y las UCI pediátricas entre diciembre y enero

Al hilo de lo que comenta Rius, Eduardo Zabala añade que «con la covid-19 se están reduciendo el resto de virus y se puede ser objetivo a la hora de afirmarlo. Con nuestro Pla d’Informació de les infeccions respiratòries agudes a Catalunya (PIDIRAC), que es una especie de guía, puede observarse que la presencia del virus de la gripe, en comparación con otros años, es cero, no solamente en pediatría sino también en adultos». En este sentido, Rius añade que «además de la desaparición del VRS, el resto de virus se han visto en una menor medida, hasta una clara desaparición del de la gripe hasta la fecha. O un claro descenso del resto de virus, con una única persistencia del rinovirus, sobre todo en octubre y noviembre, causante habitual del resfriado común».

Mantener la prevención

Una vez comprobado que las medidas de prevención son válidas, tanto para hacer frente a la covid-19 como para la protección de los niños ante el resto de virus respiratorios, Neus Rius considera que «parece evidente que se trata de herramientas eficaces e imprescindibles en el control sanitario actual. No obstante, será necesario seguir manteniendo una adecuada vigilancia epidemiológica para hacer frente a posibles cambios en el paradigma de los virus actuales». Con los virus que producen las infecciones respiratorias en niños a raya, falta por ver qué pasará en los próximos meses. Neus Rius comenta que «hemos visto que en la mayoría de países del hemisferio sur estos virus han desaparecido totalmente. Pero en algunos casos, como Australia o Nueva Zelanda, se han desplazado y han aparecido en primavera. Por eso tenemos que estar atentos a ver qué puede pasar aquí».

Temas

Comentarios

Lea También