Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Desarticulada una banda de contrabando de tabaco en Tarragona y Salou

La Guàrdia Civil de Lleida decomisa 20.000 cajetillas de tabaco escondidos en dos coches. Están detenidas dos personas y la investigación sigue abierta.

Whatsapp
Los dos vehículos con doble fondo. FOTO: Guardia Civil

Los dos vehículos con doble fondo. FOTO: Guardia Civil

La Policía Judicial de la Guardia Civil de Lleida ha desarticulado una banda de contrabando de tabaco andorrano que se almacenaba en garajes particulares de Tarragona y Salou.

El destino final de estas cajetillas se desconoce, puesto que hay un tercer coche implicado que podría usarse para dar salida a estas 20.000 cajetillas confiscadas. El valor del tabaco en el mercado es de 83.700 euros afirman fuentes de la Policía Judicial de Lleida, unidad que ha llevado el caso desde principios de verano.

En el paso fronterizo de la Farga de Moles, agentes de Vigilancia Aduanera recibieron un soplo de una posible actividad delictiva por parte de dos personas que se dedicarían al tráfico de tabaco.

Tras semanas de investigación y vigilancia de los dos sujetos, un andorrano de 61 años y un español afincado en Salou de 39, los agentes decidieron actuar el pasado jueves 5 de octubre.

Siguieron a dos coches, un Dacia y un Volvo, que entraron en un garaje del barrio de Riuclar, en Tarragona, y otro en la calle Nord de Salou. Los dos tenían un doble fondo donde escondían el tabaco de contrabando hasta Tarragona y Salou. Y en la capital de la Costa Daurada, un Jeep Cherookee, se utilizaba para el transporte de la mercancía hasta su destino final, que se intuye que podría ser fuera de España.

Cuando los dos coches entraron en el garaje, los agentes actuaron. Detuvieron a los dos conductores y localizaron 10.000 cajetillas en Tarragona, dos mil en el doble fondo y 8.000 almacenadas; y el mismo número en Salou. 

En la capital de la Costa Daurada, las 8.000 se habían colocado en diez sacas dentro del Jeep listas para vender.

Tras pasar a disposición del Juzgado de Instrucción número 3 de Tarragona, en función de guardia, los dos detenidos por la Benemérita quedaron en libertad con cargos. Los tres coches han quedado confiscados y están bajo tutela de la Guardia Civil, así como las 20.000 cajetillas de tabaco de contrabando.

Fuentes de la Benemérita afirman que la investigación sigue abierta  no se descartan más detenciones: falta conocer qué papel juegan los titulares de los garajes donde se aparcaban los vehículos implicados.

Temas

Comentarios

Lea También