Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Desarticulado un punto de venta de droga en SPiSP

Los agentes siguieron sus movimientos dos semanas tras haber recibido quejas vecinales por la presencia de presuntos compradores que acudían a adquirir estupefacientes

Àngel Juanpere

Whatsapp
La detención del sospechoso por parte de la Guàrdia Urbana se realizó al mediodía de ayer. Foto: DT

La detención del sospechoso por parte de la Guàrdia Urbana se realizó al mediodía de ayer. Foto: DT

La Guàrdia Urbana de Tarragona detuvo ayer, después de varios días de seguimiento, a un vecino de Sant Pere i Sant Pau acusado de un delito contra la salud pública. Supuestamente se dedicaba a vender droga –hachís y marihuana– en su domicilio. La intervención policial se inició a raíz de las quejas vecinales ante la presencia de numerosas personas que acudían al portal y supuestamente subían al piso del sospechoso para adquirir sustancias estupefacientes.

Agentes de paisano de la Unitat de Delinqüència Urbana comenzaron a realizar el pasado 23 de diciembre servicio de vigilancia por la zona cercana a la Plaça de les Sardanes ante las quejas recibidas sobre una persona de unos 50 años —de la que se facilitaba descripción– que se dedicaba a la venta de droga y que residía en un piso cercano. Los guardias, durante una hora y media, vieron que en el portal de un bloque había una gran afluencia de gente que llamaba a un timbre determinado, subía, y minutos más tarde bajaba y se marchaba. Durante este intervalo de tiempo los guardias vieron al sospechoso que salía del portal, se acercaba a un joven y se intercambiaban algo.

Los guardias volvieron al lugar cuatro días después. Estuvieron observando los movimientos durante dos horas. A las 18.07 horas paró un turismo delante de un bar y el sospechoso se acercó por el lado del conductor, intercambiaron algo y el turismo se marchó. Dicho vehículo volvió a ser visto dos días después. En esta ocasión los agentes lo siguieron hasta Les Gavarres, donde lo interceptaron. El conductor, de 45 años y vecino de Sant Pere i Sant Pau, reconoció que había comprado al sospechoso una bolsa de marihuana por 20 euros y una pieza de hachís por diez.

La vigilancia se volvió a repetir al día siguiente, cuando fue identificado otro comprador, de 20 años y residente en dicho barrio. Ante las evidencias, los agentes acudieron de nuevo ayer a la zona para detener al sospechoso. Lo hicieron poco antes de las doce del mediodía. Se trata de Gonzalo M.L.

Temas

  • TARRAGONA

Lea También