Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Desarticulado un punto de venta de droga en Tarragona

Los agentes detuvieron a dos sospechosos, ya arrestados en anteriores ocasiones, que presuntamente se dedicaban al trapicheo de hachís y marihuana 

Àngel Juanpere

Whatsapp
Momento de la detención de uno de los sospechosos en la calle Unió.  FOTO: Ramiro González

Momento de la detención de uno de los sospechosos en la calle Unió. FOTO: Ramiro González

La Guàrdia Urbana ha detenido a dos hombres como sospechosos de vender droga en un piso de la calle Rebolledo. Se da la circunstancia de que uno de ellos no tiene su domicilio en la Part Baixa. Presuntamente se dedicaban al trapicheo de hachís y marihuana. Ambos están acusados de un delito contra la salud pública y ya poseen antecedentes policiales por la misma infracción penal.

La investigación por parte de los agentes de la Unitat de Delinqüència Urbana (UDU) se inició el pasado día 6. Los guardias –de paisano– vieron en la Plaça dels Carros a un toxicómano al que conocían de anteriores intervenciones. Lo siguieron y vieron que se dirigía a la calle Rebolledo, donde llamaba a un piso. Allí habló con un ciudadano egipcio de 44 años, al que entregó unos billetes y recibió un envoltorio. 

A partir de este momento, los guardias realizaron vigilancia del inmueble para comprobar si realmente era un punto de venta de droga. Aquel día vieron que diversas personas acudían a la vivienda a comprar sustancias estupefacientes.  Los agentes volvieron a realizaron vigilancia del inmueble el pasado lunes y, de nuevo, vieron que la gente iba a comprar droga durante todo el día. La sorpresa la tuvieron por la tarde cuando del interior del domicilio salió una persona diferente a la anterior –después se supo que era un ciudadano marroquí de 49 años–. En uno de los casos la venta de droga se hizo en la calle, a una persona que estaba dentro de su vehículo, una transacción que fue vista por los agentes que estaban al lado, dentro del coche policial.

Finalmente, el pasado miércoles los agentes siguieron a uno de los sospechosos, que iba al volante de un coche. Después de efectuar una venta, lo arrestaron en la calle Unió y su turismo Peugeot 307 quedó inmovilizado. Seguidamente, en el portal de la calle Rebolledo, los agentes detuvieron al otro sospechoso cuando abría la puerta para realizar una venta.

Temas

Comentarios

Lea También