Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Desesperación total por el vertedero incontrolado en La Floresta

El consistorio instaló hace unas semanas unos bolardos de hormigón en tres de las seis calles, para así evitar el paso de camiones. La medida no ha funcionado

Carla Pomerol

Whatsapp
Así se encuentra uno de los solares del PP9, que da acceso a Les Gavarres. FOTO: cedida

Así se encuentra uno de los solares del PP9, que da acceso a Les Gavarres. FOTO: cedida

Desesperados. Así es como están los vecinos de La Floresta, de L’Albada y del Parc Riuclar. El motivo es el gran vertedero incontrolado ubicado en el PP9, entre los barrios de Ponent y Les Gavarres. Ya hace años que esos terrenos se utilizan como vertedero municipal para muchos particulares y empresas, pero la situación se ha agraviado durante las últimas semanas. Sofás, neveras, bañeras, colchones, sacos enteros de escombros, neumáticos y un largo etcétera.

Este verano ha habido tres incendios y los vertederos se encuentran cada vez más cerca de las viviendas. Por no hablar de las ratas que estos últimos días han visto los vecinos. 

Hace unos meses, las entidades vecinales de La Floresta, L’Albada y Parc Riuclar propusieron al Ayuntamiento una posible solución al problema. La idea gustó al área de Mobilitat, quien decidió cortar el paso y cerrar a la circulación tres de las seis calles del PP9, utilizando bolardos de hormigón. Los primeros días parecía que la medida funcionaba, pero la alegría duró poco. 

Hay quienes utilizaron las otras tres calles para acceder hasta el vertedero, y hay quienes han abierto otro camino al lado de los bolardos. La cuestión es que los solares vuelven a estar llenos de escombros y el Ayuntamiento tiene previsto ir a limpiarlos, pero no se sabe cuando.

Es por esto que las tres entidades vecinales piden al consistorio que se cierren la totalidad de las calles, exceptuando la principal, que es la que da acceso al polígono comercial de Les Gavarres.

Este viernes, las tres asociaciones se reunirán con el Ayuntamiento –de momento han solicitado el encuentro–, para buscar soluciones. «Lo último deben ser las sanciones. Pero es cierto que nos estamos dando cuenta que quizás es la única medida que funcione», explica Miguel Ángel Cruz, presidente de la Associació de Veïns de La Floresta, quien añade que «este vertedero ilegal es, a parte de sucio, un peligro».Se trata de una zona donde los vecinos solían ir a correr, en bici o a pasear el perro. Ahora, el camino ha quedado totalmente inutilizado. 

También empresas

«Sabemos que los que tiran voluminosos son particulares, pero también empresas, ya que nos hemos encontrado con sacos y sacos de escombros tirados directamente de camiones de grandes dimensiones», explica Marta Ballabriga, vocal de la Associació de Veïns del Parc Riuclar, quien añade que «aunque los responsables son la gente incivica, el Ayuntamiento debería poner cartas sobre el asunto». 

Por su parte, Antonio Chacón, presidente de la Associació de Veïns de l’Albada, reclama que les deixalleries faciliten la recepción de escombros y de voluminosos. «Cada vez son más los metros cuadrados de vertederos. Al final llegará a los barrios», alerta Chacón. 

Las tres entidades vecinales no descartan llevar a cabo movilizaciones si no se encuentra una solución inminente. La reunión del viernes será clave para saber cómo actuar a partir de ahora. 

Temas

Comentarios

Lea También