Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Detenido por vender hachís en las calles del barrio de Sant Salvador

Este vecino de Els Garidells de 50 años y de nacionalidad marroquí fue visto por los agentes en plena transacción de droga
Whatsapp
Los agentes de la Guàrdia Urbana de uniforme introduciendo al detenido en el coche policial. foto: gabriel lópez

Los agentes de la Guàrdia Urbana de uniforme introduciendo al detenido en el coche policial. foto: gabriel lópez

Si la semana pasada la Guàrdia Urbana de Tarragona detenía a una mujer acusada de vender varios tipos de sustancias estupefacientes en su vivienda del barrio de Bonavista, el martes por la noche los agentes de la Unitat de Delinqüència Urbana (UDU) de dicho cuerpo policial arrestaron a un hombre en Sant Salvador acusado de vender hachís en plena vía pública. Los guardias pudieron verificar una de estas adquisisiones después de que un comprador reconociera que acababa de adquirir la adroga al posteriormente arrestado. Se trata de un vecino de Els Garidells de 50 años y de nacionalidad marroquí.

La Associació de Veïns de Sant Salvador había hecho llegar sus quejas ya que tenían sospechas de que en la avenida Sant Salvador se estaba traficando con drogas. Incluso facilitaban la descripción del vendedor, un hombre marroquí de 1,70 metros y de unos 40 años.

El pasado martes, los agentes de la UDU –que van de paisano– acudieron a la zona. Vieron a un hombre en actitud sospechosa y cuyas características coincidían con las facilitadas por los vecinos. Minutos después llegó al punto un turismo Volkswagen ocupado por dos personas. El conductor bajó del coche y se acercó al sospechoso, al que dio dos billetes de cinco euros, recibiendo a cambio una pieza de hachís. 

El comprador volvió al vehículo y dio la droga a su compañera –mientras el vendedor se alejaba–. Los agentes se acercaron al vehículo e identificaron a los dos ocupantes. El conductor, de 25 años y vecino de Tarragona, afirmó que acababa de salir de trabajar y que se había puesto en contacto con el sospechoso para que le vendiera hachís por valor de diez euros. Ello fue corroborado por su esposa, que entregó las dos piezas de hachís. 

Ante estas evidencias, los agentes volvieron al lugar donde suele estar el sospechoso, en la confluencia de la avenida Sant Salvador con la calle Mestral. Los guardias se identificaron y durante el registro le encontraron dos billetes de cinco euros –fruto de la anterior venta– así como una pieza de 30 gramos de hachís. Acabó detenido por un delito contra la salud pública.

Temas

Comentarios

Lea También