Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Detenido un acusado de varios robos en establecimientos

Un testigo facilitó la descripción a la Guàrdia Urbana, que encontró al sospechoso cerca
 

Àngel Juanpere

Whatsapp
El hombre había cometidos varios robos en la calle Florenci Vives. Foto: Google Maps

El hombre había cometidos varios robos en la calle Florenci Vives. Foto: Google Maps

La Guàrdia Urbana de Tarragona detuvo, a las 00.30 horas de ayer, a un hombre de 35 años y vecino de Tarragona, como presunto autor de un robo con fuerza. Sin embargo, aparecieron otros dos establecimientos de la zona que también presentaban daños, presuntamente por robo.

Un testigo alertó a la Guàrdia Urbana de que había un local forzado en la calle Florenci Vives. Los agentes comprobaron que un laboratorio tenía la reja de acceso forzada. Dicho testigo dijo haber visto a una persona que corría por la calle Les Arcades e incluso facilitó una descripción de su vestimenta.

Otra patrulla, en la rotonda de confluencia del Camí del Cementiri con la calle Escultor Verderol, vio a un hombre que coincidía con las características facilitadas por el testigo del robo. Estaba sudado y se le cortaba la respiración. Además, facilitó versiones contradictorias sobre el lugar de donde procedía.

Los agentes encontraron en la calle Les Arcades un centro educativo con la puerta interior forzada. Tampoco se descarta que el detenido pueda estar detrás de un robo en un gimnasio y en un bar.

Puñetazo en el estómago

Por otra parte, un ciudadano argelino de 28 años de edad y vecino de la zona del Amfiteatre fue detenido por la Guàrdia Urbana de Tarragona a las doce  y media de la tarde del día de Reyes acusado de un delito de atentado a agentes de la autoridad
Una patrulla de dicho cuerpo policial se desplazó al domicilio del posteriormente detenido para identificarlo en relación a una venta de teléfonos móviles de dudosa procedencia –supuestamente se los entregaba a menores para que comercializaran con ellos –. Abrió la puerta otro inquilino del piso ya que el sospechoso se estaba duchando. Cuando terminó y vio a los agentes, chilló y se puso nervioso, arremetiendo contra los guardias y dando un puñetazo al estómago de uno de ellos.

El hombre también ofreció una fuerte resistencia activa al arresto, siguiendo con su intento de agredir a los agentes de la autoridad.

El hombre se puso indispuesto –presentaba síntomas de mareo– y se avisó a una ambulancia para que lo trasladara al hospital. 

Temas

Comentarios

Lea También