Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Detenido un hombre acusado de agredir a su pareja en el domicilio de la suegra

La víctima no quería que detuvieran a su compañero

Àngel Juanpere

Whatsapp
Los sucesos tuvieron lugar en la calle Prat de la Riba. Foto: Lluís Milián/DT

Los sucesos tuvieron lugar en la calle Prat de la Riba. Foto: Lluís Milián/DT

Varias patrullas de la Guàrdia Urbana de Tarragona acudieron sobre las ocho y media de la tarde del pasado lunes a un domicilio de la calle Prat de la Riba tras recibir el aviso de un vecino de que oía una fuerte discusión en un piso del bloque. Cuando llegaron, los agentes escucharon desde el rellano golpes y unos gritos muy fuertes. Asimismo, había diversos vecinos del bloque que tenían las puertas abiertas, a la vez que se quejaban de que estos hechos eran algo habitual.

Cuando llegaron a la puerta del piso en cuestión les abrió la dueña de la vivienda, quien tenía sangre en la cara y también en el batín. La mujer pidió a los agentes que separaran a su hijo y a su pareja. Entonces llegó al recibidor el posteriormente detenido, que tenía la cara llena de arañazos con sangre. Asimismo, presentaba un importante estado de embriaguez, a la vez que se encontraba muy alterado. Aseguró, a preguntas de los guardias, que no pasaba nada.

Uno de los agentes se quedó con el hombre mientras el otro entró a buscar a la mujer. La encontró tirada en el pasillo, delante de la puerta de la cocina. Tenía sangre en la nariz, presentaba síntomas de haber bebido y se encontraba alterada. También manifestó que no había pasado nada y que no quería que detuvieran a su compañero sentimental.

Los agentes vieron que el piso se encontraba todo revuelto, con sangre en las paredes y en el suelo, evidencia de que había habido una pelea. La dueña de la vivienda aseguró que la pareja se había agredido mutuamente y que al intentar separar a los dos, alguien le había pegado un puñetazo en la cara. Ante estas declaraciones se detuvo a Iván A.M., de 35 años.

Al lugar acudió también una trabajadora social para atender a la víctima debido a su estado. Posteriormente una ambulancia la trasladó al Hospital Joan XXIII.–a. juanpere

Temas

  • TARRAGONA

Comentarios

Lea También