Tarragona Ponent

Detenido un preso de régimen abierto por cuatro atracos

Asaltó a cinco víctimas a punta de navaja para robarles el móvil y exigirles el PIN

ÀNGEL JUANPERE

Whatsapp
El joven fue detenido el lunes cuando salía del Centre Obert de Tarragona. FOTO: PERE FERRÉ

El joven fue detenido el lunes cuando salía del Centre Obert de Tarragona. FOTO: PERE FERRÉ

Hacía poco más de un mes que había conseguido el tercer grado (régimen abierto) después de permanecer entre rejas unos seis años. Solo iba al centro abierto de la prisión a dormir. Pero ahora ha vuelto a la cárcel después de haber sido detenido y acusado de cuatro robos a punta de navaja a jóvenes de los barrios de Ponent para sustraerles el teléfono móvil. Cuatro de las víctimas lo identificaron ayer dentro de una rueda fotográfica. Se trata de un joven de 26 años vecino de Campclar.

El modus operandi siempre era el mismo. El joven –que usaba mascarilla– se acercaba a las víctimas, les esgrimía una navaja y les obligaba a darles al menos el teléfono móvil que llevaba. En la mayoría de casos incluso les conminaba a que le facilitaran el número secreto para poder desbloquear el aparato. Tras cometer el atraco, se marchaba a pie.

El primero de los hechos delictivos que se le imputan fue cometido el 18 de julio en la calle Riu Besós, en Campclar. El autor se acercó a un grupo de jóvenes para preguntarles la hora. Uno de ellos sacó el móvil para mirar, el asaltante esgrimió entonces una navaja y lo amenazó para que le diera el móvil, como así hizo.

Ocho días más tarde el escenario se trasladó a la calle Tenerife de Torreforta. Se acercó por detrás a dos jóvenes y les sacó la navaja cuando se encontraba a un metro. Les exigió que le dieran los móviles y el dinero. Pero solo llevaban llos teléfonos.

Y el 2 de agosto actuó en dos puntos. Uno fue la calle Riu Gaià, Se acercó a la víctima y le sacó la navaja. Le dijo que le diera todo lo que llevaba encima. Consiguió un teléfono móvil –incluido el número secreto- y un altavoz.

El último

Y el último atraco fue cometido sobre las cuatro de la tarde del mismo dua 2 en la calle Prades, muy cerca del CAP La Granja. La víctima iba caminando y hablando por el móvil. Al llegar a un domicilio para ir a recoger a dos amigas, guardó el teléfono y llamó al interfono. El asaltante se acercó y lo amenazó con una navaja. Le exigió el móvil y el número pin. El aparató cayó al suelo, momento en que la víctima se refugió en el portal y el asaltante marchó con un Iphone 11.

Los agentes de la Unitat d’Investigació del Tarragonès de los Mossos d’Esquadra tenían ya claro quién estaba detrás de todos estos atracos. Era un joven de 26 años que ya había sido arrestado en dos ocasiones: una en 2010 por la Guàrdia Urbana de Tarragona y la otra en abril de 2014. En esta última, los Mossos le imputaron varios robos con intimidación en la zona de Ponent. El Juzgado de Instrucción número 6 de Tarragona dictó ocho autos de prisión provisional, cada uno por un hecho diferente, una decisión que posteriormente avaló la Audiencia Provincial.

Menor de edad

Incluso cuando era menor de edad –tenía 15 años– ya le fue impuesta una medida de 18 meses de libertad vigilada por un robo en un piso de la calle Riu Llobregat de Campclar en compañía de otros dos jóvenes en 2009.

Finalmente, el pasado lunes, los agentes acudieron a la antigua prisión de Tarragona, actualmente Centre Obert, donde el sospechoso acude solo a dormir al tener el tercer grado. Poco después de las ocho de la mañana, cuando salía procedieron a su detención. Las víctimas lo reconocieron ayer fotográficamente excepto una que, al ser menor de edad, se evitó tener que recordar los hechos.

Temas

Comentarios

Lea También