Detenidos cuatro presuntos ladrones por asaltar pisos

Están acusados de entrar a robar en tres domicilios, dos del mismo bloque

ÀNGEL JUANPERE

Whatsapp
Dos de los robos fueron cometidos en el mismo bloque de la calle Rovira i Virgili.  FOTO: PERE FERRÉ

Dos de los robos fueron cometidos en el mismo bloque de la calle Rovira i Virgili. FOTO: PERE FERRÉ

Los Mossos d’Esquadra han detenido a dos parejas como sospechosas de formar un grupo criminal especializado en el robo de domicilios. Se les acusa de entrar a robar en tres pisos de Tarragona, dos de ellos en el mismo bloque de la calle Rovira i Virgili. También se sospecha que sustrajeron efectos del interior de un turismo. Los cuatro vivían en Salou. Son dos hombres serbios, una mujer croata y otra ciudadana de Montenegro, de entre 20 y 43 años. Se les imputan tres delitos de robo con fuerza y pertenencia a grupo criminal. La mayoría de los detenidos tienen antecedentes policiales por delitos cometidos en Catalunya. El jueves pasaron a disposición judicial y se decretó su puesta en libertad con cargos.

Los agentes de la Unitat d’Investigació de la comisaría de Tarragona comenzaron a indagar a raíz de robos en casas de la ciudad que tenían patrones coincidentes. El primero de estos hechos delictivos fue cometido entre las 5 horas del día 28 y las cuatro de la tarde del día 31 de octubre en un piso de la calle Rovira i Virgili. La vivienda se encuentra en la planta baja. Los ladrones forzaron la puerta de la cocina, que se encuentra en el balcón de la terraza. Una vez dentro se llevaron un ordenador portátil, dos Nintendo, un reloj y joyas: una medalla, una cadena, una alianza, dos anillos y un colgante.

El segundo robo cometido en el mismo bloque. En esta ocasión accedieron por la terraza y forzaron la puerta de la habitación de matrimonio, donde no sustrajeron nada ya que no habían objetos de valor. Se trata de una segunda residencia y el robo se habría cometido entre la medianoche del día 24 y las doce del mediodía del 3 de noviembre.

Finalmente, el último robo fue a las 19.45 horas del 5 de noviembre en un domicilio de la calle Josep Gramunt i Subiela, en la urbanización Tarragona 2. También forzaron la ventana de la cocina de la planta baja. Se llevaron joyas, aunque tuvieron que huir precipitadamente al saltar la alarma.

Mientras los investigadores seguían la pista de los ladrones, el 8 de noviembre una patrulla de Seguretat Ciutadana de la comisaría de Salou paró un vehículo Seat Ibiza ocupado por dos personas –los dos detenidos– después de haber cometido una infracción de tráfico. Los agentes vieron que el conductor, al detectar la presencia policial, hizo una maniobra evasiva, por lo que fue parado. Durante el registro del turismo se encontraron diversas herramientas susceptibles de ser utilizadas en hechos delictivos, como un martillo rompecristales, unos guantes y tarjetas dobladas –que se suelen hacer servir para forzar puertas–. El vehículo fue llevado al depósito municipal por carecer de seguro.

La investigación permitió determinar que el día 2 de noviembre una de las detenidas acudió a vender joyas a una tienda de compraventa de Tarragona. Concretamente ofreció una cadena de oro de 14 quilates y otra de 18, un colgante de oro de 18 quilates, una medalla de oro con inscripción y un reloj de pulsera. Ese mismo día volvió al establecimiento y vendió dos pulseras de oro de 18 quilates.

Parte del botín fue vendido también en otro establecimiento, al que acudió una de las detenidas hasta en tres ocasiones: el 25 y 27 de octubre y el 8 de noviembre. Vendió una pulsera, un colgante, tres anillos, una aguja de pecho de bebé, una esclava, una aguja de corbata, pendientes de oro. La mayoría de piezas eran del robo cometido en Tarragona 2. Por todo ello consiguió 600 euros.

Algunas de las joyas pudieron ser recuperadas por los agentes y devueltas a sus legítimos propietarios. Otras habían sido fundidas, concretamente las que tenían grabados e inscripciones.

Temas

  • sucesos

Comentarios

Lea También