Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Día Mundial del Refugiado: cuando Tarragona también huía de la guerra

En el Día Mundial del Refugiado, que se celebra hoy, las redes sociales recuperan el exilio desde Tarragona que captó Robert Capa durante la Guerra Civil
Whatsapp
Refugiados de Tarragona huyendo hacia Barcelona, el 15 de enero de 1939. Foto: Robert Capa / Magnum Photos

Refugiados de Tarragona huyendo hacia Barcelona, el 15 de enero de 1939. Foto: Robert Capa / Magnum Photos

Fue el 15 de enero de 1939. Huían de Tarragona en dirección Barcelona, escapando de los estragos de la Guerra Civil. Eran también refugiados, un concepto hoy puesto de rabiosa actualidad por su alcance mundial. La imagen, célebre e histórica, corre ahora por Twitter con motivo del Día Mundial del Refugiado que se celebra cada 20 de junio. La fotografía en cuestión recoge un momento en el que ciudadanos de Tarragona van por la carretera hacia Barcelona. El retrato pertenece al archivo de Robert Capa, el mítico corresponsal gráfico de guerra y fotoperiodista húngaro, un insigne testigo de algunos de los principales conflictos bélicos del siglo XX en todo el mundo. 

El trabajo de Capa, ampliamente difundido en exposiciones o documentales, reflejó la huida de los refugiados de Tarragona y su viaje forzado huyendo de la ciudad por Ramón y Cajal y por la carretera N-340. El éxodo, generalmente de republicanos, se producía poco antes de la entrada de las tropas franquistas a la ciudad. Para muchos, estas imágenes cobran vigencia, en la medida en que se pueden establecer paralelismos con los exilios actuales.  

En el Día Mundial del Refugiado, Save the Children ha recordado la "terrible situación y las degradantes condiciones" en las que viven más de 26.000 niños refugiados que se encuentran atrapados en los Balcanes y en Grecia, como resultado del acuerdo entre la Unión Europea y Turquía y el cierre de fronteras.

Esta organización de defensa de la infancia explica que en los Balcanes se estima que hay unos 3.000 niños refugiados, de ellos más de 1.300 están solos y corren el riesgo de sufrir explotación, violencia y tráfico de personas, por las "restrictivas políticas fronterizas y los inadecuados sistemas de protección".

El número de personas en el mundo forzadas a abandonar su hogar a causa de la guerra, la violencia y la persecución alcanzó su máximo histórico en 2016, con más de 65,6 millones de desplazados en su propio país o sobreviviendo en una nación extranjera, según reveló la ONU. Estos datos los recoge la Agencia de Naciones Unidas par los Refugiados (ACNUR) en su Informe Mundial de Tendencias de desplazamiento forzado.

Dos terceras partes son desplazados internos en su propio país (40,3 millones); 22,5 millones refugiados en terceras naciones; y 2,8 millones solicitantes de asilo.
 

Temas

Comentarios

Lea También