Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Dietas milagro, ¿Mal negocio para la salud?

Efectos. La rapidez con la que se pierden esos ‘kilos de más’ puede derivar en serios problemas para la salud

Sílvia Fornós

Whatsapp
El tiempo, el principal enemigo. Existen diferentes tipos de dietas milagro, sin embargo muy pocas perduran a largo plazo. FOTO: FREEPIK

El tiempo, el principal enemigo. Existen diferentes tipos de dietas milagro, sin embargo muy pocas perduran a largo plazo. FOTO: FREEPIK

La actriz Jessica Alba ha declarado la guerra a los alimentos procesados y solo come alimentos ‘limpios’. Su compañera de profesión, Gwyneth Paltrow ‘desintoxica’ y depura el organismo a base de zumos verdes, mientras que el cantante de Coldplay, Chris Martin, se apuntó a la ‘dieta 6:1’ y que, según él mismo, «además de permitirle perder peso, también le ayudó a estar más concentrado, ser más creativo y cantar mejor». Las celebrities son el máximo exponente de las ‘fórmulas mágicas’ para perder peso. Cuando se trata de bajar esos ‘kilos de más’ a todo el mundo le entran las prisas y las dietas milagro prometen resultados rápidos en muy poco tiempo. Pero, ¿son un buen o un mal negocio para la salud? 
La dietista-nutricionista Rosa Baró, del centro Alomar de Reus, recomienda primero pensar en el tiempo invertido en conseguir esos ‘kilos de más’ y ser paciente. «La pérdida de peso debe ser progresiva y necesita un tiempo determinado a cada situación y persona. Con esta pérdida de peso progresiva, sin cometer locuras, se asegurará no recuperar los kilos que pierde», explica la experta en nutrición.

Rosa Baró: «La pérdida de peso debe ser progresiva y necesita un tiempo determinado a cada situación y persona».

Grandes promesas
La mayoría de dietas milagro están cortadas por el mismo patrón. En opinión de Rosa Baró «ofrecen grandes promesas, se lucran a costa de la ignorancia y ponen en riesgo la salud de aquellas personas desesperadas por lograr su objetivo». Cómo resistirse a obtener los mismos resultados que Kim Kardashian, Kylie Jenner o Britney Spears, las dos últimas ‘fans’ de la dieta détox del té. «Todas estas dietas son insostenibles en el tiempo y peligrosas para la salud. Y lo peor, para el que las sigue, es que favorecen el efecto rebote», asegura la dietista-nutricionista. 
El tiempo es uno de los factores que juega en contra porque, según explica Rosa Baró, «el cuerpo tiene que adaptarse, debe cambiar sus hábitos, solo así logrará mantener el peso alcanzado. Las dietas milagro no educan poco a poco, al contrario. Perder mucho peso en poco tiempo es síntoma de una dieta muy severa, algo que a la larga pasa factura».

Los efectos
Deshidratación, que a su vez conlleva consecuencias a nivel cardiovascular y renal; una bajada de rendimiento importante en las funciones básicas; fatiga crónica o esa sensación de que el cuerpo pesa y está cansado; estará irascible; todo le molestará; una pérdida drástica de peso también puede acarrear lesiones; o que llegue un momento en que pueda convertirse en una obsesión y aparezcan los temidos trastornos de la alimentación. 
Es el ‘precio’ que, en algunos casos, paga la salud cuando se siguen determinadas pautas de alimentación sin el seguimiento de un profesional. 

Rosa Baró: «Los excesos no se pueden compensar, el estómago es el mismo hoy que el día de Navidad». Aconseja «cuajar bien los hábitos saludables de alimentación, hidratación, ejercicio físico y descanso nocturno, es decir, crear hábitos firmes hoy para que los días de fiestas las pautas de alimentación sean más fáciles de mantener»

Y con las fiestas navideñas a la vuelta de la esquina, hay quienes prefieren adelgazar antes con el objetivo de ‘contrarrestar o compensar’ los efectos de los temidos excesos alrededor de las celebraciones. Pero, el planteamiento es erróneo desde el principio. 
Según la dietista-nutricionista «los excesos no se pueden compensar, el estómago es el mismo hoy que el día de Navidad». Aconseja «cuajar bien los hábitos saludables de alimentación, hidratación, ejercicio físico y descanso nocturno, es decir, crear hábitos firmes hoy para que los días de fiestas las pautas de alimentación sean más fáciles de mantener» y también recomienda no esperar a consultar a los profesionales dietistas-nutricionistas colegiados después de los excesos sino hacerlo antes para, de este modo, estar preparado.
La experta en nutrición también alerta que, a día de hoy, todavía hay personas que confunden la delgadez con estar sano. «Se confunden sobre todo cuando piensan que el número que marca la báscula lo es todo, en cambio este número no refleja de qué estamos hecho», detalla Rosa Baró y por último recuerda que «somos lo que comemos sin importar el peso».

Temas

Comentarios

Lea También