Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Tarragona POLÍTICA

Dirigentes del PSC piden al alcalde de Tarragona que rompa con el PP por los Juegos

Así lo solicitan a Ballesteros, entre otros, el diputado Carlos Castillo y el exdelegado del Govern Xavier Sabaté

Octavi Saumell

Whatsapp
Josep Fèlix Ballesteros, Josep Maria Prats y Alejandro Fernández

Josep Fèlix Ballesteros, Josep Maria Prats y Alejandro Fernández

Destacados dirigentes y cargos del PSC piden al alcalde Josep Fèlix Ballesteros que rompa el pacto de gobierno que, desde el pasado mes de febrero, mantiene en el Ayuntamiento de Tarragona con el Partido Popular y Unió Democràtica. Las personas consultadas por este periódico consideran que el PP está llevando a cabo un «chantaje» a los socialistas por la financiación a unos Juegos del Mediterráneo que, a poco más de ocho meses para que empiecen, aún necesitan una aportación de 12 millones de euros por parte del Gobierno Central, así como la construcción de la piscina olímpica de Campclar. Por ello, esto semana ha trascendido la posibilidad de retrasar un año su organización, un extremo que ha sido relativizado tanto por parte del equipo de gobierno como como del Comité Olímpico Español (COE).

Así lo expresa el histórico dirigente Xavier Sabaté, quien ha sido alcaldable, senador y diputado en Madrid, representante en el Parlament, delegado del Govern en Tarragona y conseller por parte de la formación socialista. En su blog, el militante del PSC desde 1976 lamenta que el PP «ha jugado desde el primer momento al chantaje» para que el PSOE –ahora completamente fracturado a raíz de la dimisión de Pedro Sánchez– se abstenga en la investidura de Mariano Rajoy (PP). Los populares han advertido de la dificultad de aportar dinero al evento en caso de que el gobierno siga en funciones y se convoquen Elecciones Generales para el próximo 18 de diciembre.

«Estamos hablando de un evento de carácter internacional, de los cuales no va sobrado España y que se debe celebrar en Catalunya, cosa que le debería ir bien para reconciliarse de tanta agresión a nuestro Estatut, a nuestra cultura, a nuestra lengua y a nuestros recursos económicos» indica Sabaté, quien recrimina que «además, en Tarragona, aún debemos tenerlos en el gobierno municipal, donde están precisamente porque dijeron que era la forma de asegurar la participación del Estado en los Juegos». Por ello, en caso de incumplimiento de estas obligaciones, Sabaté considera que «o solucionan esta situación o que se vayan otra vez a la oposición, de donde no deberían haber salido». Sabaté cree que «se pueden reir de nosotros, pero pensar que no nos damos cuenta y que nos mamem el dit ya sería demasiado».

'¿Y la delcaración del Congreso?'

Esta opinión expresada por parte de Sabaté ya fue avanzada el pasado verano por parte del portavoz del PSC en el Parlament de Catalunya, Ferran Pedret, quien manifestó tras las elecciones del pasado 26 de junio que «el PP no puede chantajear con los Juegos porque no querramos investir a Rajoy», a la vez que acusó a los populares de utilizar «como rehén» al evento deportivo que se llevará a cabo entre el 30 de junio y el 9 de julio de 2017.

El diputado en la cámara legislativa catalana y exconcejal del Ayuntamiento de Tarragona, Carlos Castillo, es de la misma opinión que Sabaté y Pedret. «Está claro que los Juegos fueron el principal motivo del pacto, por lo que si el PP de Tarragona no puede ayudar en ello deberíamos replantearnos el acuerdo de gobierno» afirma el edil, quien es partidario de votar en contra de Mariano Rajoy pese a las advertencias ppulares. «¿No se aprobó el martes una declaración institucional de apoyo al evento? Tanto esto como el pacto de Tarragona deben servir para algo, independientemente del apoyo o rechazo a la investidura» considera Castillo. Algunos de los actuales ediles socialistas en Tarragona piensan lo mismo, si bien rechazan mojarse públicamente al respecto. La JSC también es contraria al pacto.

Por su parte, el Primer Sexretari de la Agrupació del PSCen Tarragona, Josep Anton Burgasé, defiende la estabilidad del pacto, ya que «los Juegos no fueron el único motivo por el que se llegó a un acuerdo, sino por el cumplimiento de nuestro programa electoral». Asimismo, el exconcejal del Ayuntamiento considera que votar en contra de la investidura de Mariano Rajoy «no debe ser un impedimiento para lograr la financiación necesaria» del evento.

Temas

  • TARRAGONA

Comentarios

Lea También