Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Tarragona Tribunales

Dispara a un cliente que no le había pagado la marihuana en Tarragona

El condenado esperó a la víctima a la salida de casa. La Audiencia lo ha condenado a cuatro años y diez meses de cárcel por cinco delitos

ÀNGEL JUANPERE

Whatsapp
Imagen de archivo. DT

Imagen de archivo. DT

Un hombre que disparó a otro porque no le había pagado aún la marihuana que le había comprado ha sido condenado a una pena de cuatro años y diez meses de prisión por cinco delitos: medio año por un delito de lesiones, uno por tenencia ilícita de armas, cuatro meses por amenazas, tres años por droga –además de multa de 2.200 euros– y multa de 540 euros por daños. Durante 17 años no podrá comunicarse ni acercarse a menos de 200 metros de la víctima, a la que tendrá que indemnizar con 12.000 euros.

En el acuerdo de conformidad alcanzado entre las partes se recoge que la pena de prisión se deja en suspenso a cambio de que no delinca en los próximos tres años y que no abandone el tratamiento de desintoxicación hasta su finalización con éxito, según recoge la sentencia de la Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Tarragona.

La sentencia apunta que a las 00.45 horas del 15 de julio de 2018, la víctima salió de su casa, en el centro de Tarragona. En la calle se encontró con el procesado, quien le estaba esperando portando una pistola cargada con balas.

Una vez estuvieron frente a frente, el procesado le recriminó que no le hubiera pagado el hachís que días antes le había comprado. Se inició una discusión entre ambos, que terminó cuando el encausado sacó la pistola. «Y con intención de causarle un evidente menoscabo físico», estando el cañón a aproximadamente 80 centímetros de la víctima, le disparó una vez, apuntando a la cadera derecha. La bala le penetró sobre la espina ilíaca –en la zona de la pelvis–, le atravesó el glúteo hasta salir del cuerpo e impactar en un vehículo que se encontraba estacionado detrás.

Sorprendido por el disparo, el perjudicado sólo pudo reprochar al procesado sus actos. Este le espetó: «Si quieres te pego dos más», infundiéndole gran temor. Después le exigió la cartera y su teléfono móvil. Si bien, al ver que la víctima sangraba, le devolvió los efectos a la vez que le amenazaba de muerte si decía algo. Seguidamente, el agresor se marchó a su domicilio.

La víctima estuvo en tratamiento médico durante 43 días, de los cuales tres estuvo ingresado en un centro hospitalario y 30 más impedido para sus ocupaciones.

El procesado le había suministrado drogas a la víctima en ocasiones anteriores ya que se dedicaba a la venta de sustancias estupefacientes. Los agentes registraron su domicilio, donde hallaron cocaína, munición de armas de fuego, hachís, etc.

Temas

Comentarios

Lea También