Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Disparan con una pistola en una calle de Alcover

Mossos detiene en la madrugada del 23 de junio a dos franceses por tenencia ilícita de armas y un delito de amenazas. Advirtieron a otro vecino de una deuda económica con una pistola modificada

Jordi Cabré

Whatsapp
Pistola similar a la que confiscaron Mossos d'Esquadra en Alcover. FOTO: www.armas.es

Pistola similar a la que confiscaron Mossos d'Esquadra en Alcover. FOTO: www.armas.es

La localización de un casquillo de una bala del calibre 9 milímetros en la avenida de Reus de Alcover (Alt Camp) daba credibilidad a la versión de la víctima, un vecino de la misma localidad, que explicaba lo que le había ocurrido a los Mossos d'Esquadra poco antes de las 2 de la madrugada del domingo 23 de junio.

La víctima dijo que dos personas la habían amenazado con un arma corta de fuego, concretamente una pistola modificada como posteriormente se comprobaría al localizarla en uno de los vehículos de los presuntos autores.

No sólo le amenazaron verbalmente y le enseñaron el arma, sino que dispararon al aire para demostrar que aquello iba en serio. Aunque la investigación sigue abierta, la principal hipótesis señala una deuda económica como el origen de estas amenazas con arma de fuego.

Los dos autores, ciudadanos franceses de 27 y 31 años, se subieron a un coche y se marcharon de allí. En ese momento, la víctima pidió auxilio y Mossos se personó en la avenida Reus para esclarecer el disparo y localizar a los dos sujetos.

Varias patrullas de la comisaría de Mossos de Valls 'peinaron' la zona en busca del coche, que según la matrícula que tenía Mossos, era de alquiler y a nombre de una mujer de nacionalidad española.

De madrugada, en la calle Les Guixeres de Alcover, Mossos localizó el coche y a dos personas que coincidían con la descripción de la víctima. Además eran de nacionalidad francesa, lo que daba confirmación a que eran los autores del delito de amenazas con arma de fuego.

Mossos les pidió la documentación y pidió que abrieran el coche. No sólo el que estaba de alquiler, sinó otro de matrícula francesa y propiedad de uno de los dos detenidos.

En ambos coches se encontraron diferentes elementos que podrían utilizarse para una extorsión: una barra de hierro, guantes, cinta americana, dinero, un teléfono...

Mossos sospechó que el arma estaría escondida y se realizó un segundo registro más exhaustivo, localizando la pistola modificada con un proyectíl en la recámara, otros cuatro en el cargados y cinco más fuera del arma corta. Todos de nueve milímetros al igual que la vaina encontrada en la avenida de Reus horas antes.

Con el hallazgo del arma, Mossos procedió a detener a los dos franceses y les imputó un delito de amenzas y otro de posesión de arma de fuego sin permiso.

Los dos acusados declararon días más tarde en el Juzgado número 2 de Valls. el magistrado decretó libertad con cargos para ambos imputados.

Temas

Comentarios

Lea También