Más de Tarragona

Tarragona Turismo

Doce meses desde que se inició el concurso para el gerente de Turisme

El Ayuntamiento espera que antes de Semana Santa pueda resolverse, ya que hubo dos recursos de alza

NÚRIA RIU

Whatsapp
El proceso de selección lo abrió la concejal Laura Castel tras cesar al anterior gerente. FOTO: ACN

El proceso de selección lo abrió la concejal Laura Castel tras cesar al anterior gerente. FOTO: ACN

La selección de un gerente para el Patronat Municipal de Turisme de Tarragona se está alargando mucho más de lo previsto en un primer momento. Estos días se cumple un año desde que el Consell Rector de este organismo aprobó inciar los trámites para la redacción de la ficha descriptiva de la plaza, lo que suponía el inicio de un proceso de selección que aún no tiene una fecha de finalización.

Desde que el anterior gerente fue cesado el 10 de febrero del año pasado, el puesto sigue vacante, mientras el sector ha registrado su peor año a causa de la pandemia de la Covid-19. Sin embargo, Tarragona podría iniciar la nueva temporada con gerente. «La voluntad es de que esta plaza esté cubierta antes de Semana Santa», argumenta la presidenta del patronato y concejal de Turisme, Cinta Pastó. Más allá de esta estimación, la edil republicana asegura que «no me atrevo a poner un calendario». El procedimiento ha estado lleno de contratiempos que han dificultado su resolución. «Ya firmaría ahora si me dijeran que dentro de un mes estará solucionado», sigue explicando.

El concurso encara la recta final. El pasado 27 de noviembre se hacía pública la lista con la resolución definitiva de las personas incluidas y excluidas. De los siete candidatos que se habían presentado para acceder a la plaza, tan solo quedó uno. El resto fueron excluidos, ya sea porque no aportaron toda la documentación solicitada o porque no pudieron acreditar alguno de los requisitos que se solicitaban en las bases. Sin embargo, dos de los candidatos que se quedaron fuera presentaron un recurso de alzada contra las resoluciones de presidencia. Estos estarían relacionados con las titulaciones que se exigían en las bases. Ahora, el departamento de Recursos Humanos del Ayuntamiento debe resolverlos para evitar que se suspenda de forma automática el proceso de selección. De hecho, uno de estos ya estaría resuelto, mientras que el segundo «se comunicará previsiblemente esta semana». El Ayuntamiento deberá informar al Patronat Municipal de Turisme sobre al respecto y a partir de aquí podrá retomarse el proceso de selección.

La siguiente fase será la constitución del tribunal, que valorará la propuesta o propuestas finalistas. El jurado deberá tener en cuenta el proyecto turístico para la ciudad de cara a los próximos años. El tiempo máximo de exposición será de treinta minutos y, a partir de aquí, los miembros del jurado podrán plantear preguntas y solicitar aclaraciones. A partir de ahí, el jurado hará un informe de evaluación y emitirá una propuesta de valoración vinculante, que después la presidenta del Patronat llevará al pleno, para su votación.

Pastó reconoce que «todo ha ido más lento de lo que queríamos». De hecho, el proceso lo inició su predecesora en el cargo, Laura Castel, tras ponerse de manifiesto las desavenencias con el anterior gerente, Angel Arenas. La relación entró en un punto de no retorno a partir de Fitur del año pasado, cuando la maquinaria para el relevo ya estaba en marcha, sin esperar que hubiera una nueva persona para el puesto. Castel justificó que el anterior gerente no estaba «alineado» con los objetivos prioritarios en materia de turismo. Así es que el 29 de febrero se formalizaba el despido.

Con menos presupuesto

El Ayuntamiento quería convocar la plaza por un periodo de cinco años, para desligarlo de los cargos políticos. Sin embargo, al final tuvieron que modificarse las bases, ya que hubo un cambio legislativo que así lo impedía. Esto sumaba un nuevo retraso a una tramitación que, cuando estaba en marcha, se encontró con las dificultades del teletrabajo, obligado por una pandemia que lo ha alterado todo. «Los procedimientos se han visto afectados y tampoco se entiende de ninguna forma este cambio de ley, porque la persona que tenga que entrar por desgracia deberá estar sometida al tiempo que esté el político y esto es un tema que queríamos romper, pero nos cambiaron las reglas del juego», lamenta Pastó.

El futuro gerente entrará para gestionar un patronato que este año dispondrá de un presupuesto de 1.184.800 euros (sumándole el Convention Bureau). Esto representa una baja de más del 30% respecto a los 1.700.718 de 2020. La edil republicana defiende que «hemos recortado, pero tenemos la seguridad de que no habrá ningún problema si hay que incrementar el dinero», indica. Es el mensaje que el Ayuntamiento transmitió al sector en una reunión en la que también estaba el alcalde, Pau Ricomà, y el concejal de Serveis Generals, Jordi Fortuny. Actividades como Amfiteatrvm y el programa Tarragona Ciutat de Castells han quedado reducidos a la mínima expresión a la espera de qué permite hacer la pandemia dentro de unos meses. De esta forma, se ha buscado compensar la reducción en la recaudación de la tasa turística, que supondrá la pérdida de alrededor de 300.000 euros.

Pastó se muestra prudente de cara a la nueva temporada. «Los expertos hablan de que se conseguirá una inmunidad del 70 ó 80% en octubre o noviembre», indica. Con todo, la presidenta del Patronat de Turisme prevé otro año al ralentí. «Hay que ser conscientes de que, para un turismo normalizado como el que teníamos, nos vamos a 2022», concluye.

Temas

Comentarios

Lea También