Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

¿Dónde estará mi batería?

El camión en el que iba el instrumento de los Mistika de Santa Oliva fue robado. Alas 48 horas los ladrones volvieron a dejarlo sin tocar la carga
Whatsapp
La batería del grupo que estuvo desaparecida durante unas horas.  Foto: DT

La batería del grupo que estuvo desaparecida durante unas horas. Foto: DT

Los miembros de la banda de rock de Santa Oliva Mistika-Project llegaron a L’Arboç a mediodía de hace dos domingos tras uno de sus conciertos en Arties (Lleida) y dejaron el camión en la calle con el equipo de sonido y la batería en la caja. «Veníamos cansados y pensamos en descargar al día siguiente», explican.

Pero en la mañana del lunes el camión ya no estaba. Alguien se lo había llevado. Cargado con el equipo de sonido y la batería, una de las joyas de los Mistika-Project e imprescindible para sus versiones de AC/CD, Bon Jovi o Metallica. Un instrumento valorado en más de 10.000 euros.

«Buscamos el camión por la zona y no estaba», explica Jaime Ortiz guitarra del grupo. Manel, de la empresa Roadies Audio Pro, que alquila al conjunto los equipos de sonido, recuerda como «llamamos a todos los que podían tener las llaves del camión pero no lo había cogido nadie». Así que se cursó denuncia en los Mossos d’Esquadra.

 

Un desastre

El robo suponía un desastre para el propietario de los equipos de sonido y para la banda. «Ya nos hacíamos a la idea de que el dinero ahorrado para el disco que íbamos a grabar este año debíamos invertirlo en una nueva batería», exlicvan en Mistika-Project. Los conciertos que pudiesen surgirles durante el verano intentarían pasarlos con alguna que les dejase Jimmy, batería de Lax’n Busto con quien tienen relación.

Era un camión Iveco viejo. Los Mossos d’Esquadra introdujeron en sus bases de datos por si alguien lo detectaba. Los equipos de sonido profesionales estaban inventariados. En Roadies Audio esperaban que al ser de alta gama no pudiesen colocarse en un circuito especializado y que en el caso de llegar a él serían detectados.

La sorpresa llegó dos días después. La banda recibió el aviso de que el camión estaba a 600 metros de donde lo habían dejado 48 horas antes. Tenía la puerta forzada y la cabina revuelta. Pero la carga con todo el material estaba intacta. Y allí estaban los equipos de sonido y la batería.

Los miembros de banda creen que pudo ser una broma o que los posibles ladrones viesen que el vehículo no valía la pena por su antigüedad. «O que viesen que éramos una banda de rock y pensarn que nos reventaban el verano».

Temas

  • COMARQUES

Comentarios

Lea También