Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Dos amigos esposados por un juego en Tarragona

Cada uno de los dos jóvenes se puso uno de los aros en una de sus muñecas y los cerraron. El juego iba bien hasta que quisieron quitárselas. No tenían la llave

Àngel Juanpere

Whatsapp
Los dos jóvenes se encontraron unas esposas como éstas en medio del bosque del barrio. FOTO: DT

Los dos jóvenes se encontraron unas esposas como éstas en medio del bosque del barrio. FOTO: DT

Muy contentos se pusieron dos jóvenes de Sant Salvador cuando en un bosque del barrio se encontraron un objeto que suelen ver en las series de televisión y en el cine pero que nunca habían tenido en sus manos: unas esposas. Era algo nuevo para ellos y, como no tenía dueño conocido, decidieron llevárselas para jugar. Eran de un modelo antiguo –que ya no usan los cuerpos policiales y sí muchos vigilantes de seguridad– en el que los dos aros están unidos por una cadena.

Cada uno de los dos jóvenes se puso uno de los aros en una de sus muñecas y los cerraron. El juego iba bien hasta que quisieron quitárselas. No tenían la llave. Asustados, se fueron a la casa de uno de ellos y consiguieron serrar la cadena. Pero el problema seguía, ya que para abrir las esposas se necesita la correspondiente llave.

Ante la imposibilidad de solucionar el problema, asustados, llamaron al teléfono de emergencias 112 para pedir ayuda. La petición se pasó a la Guàrdia Urbana, que desplazó una patrulla hasta donde estaban. Los dos agentes, llave en mano, pudieron abrir rápidamente las esposas, ante el agradecimientos de los dos amigos, que respiraron más aliviados al comprobar que para ser amigos no hace falta que estén unidos por unas esposas.

Temas

  • TARRAGONA

Comentarios

Lea También