Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Dos cazaminas de la Marina en aguas de Tarragona

El 'Sella' y 'Segura' están de maniobras y atracarán mañana por la noche en el Port.
Whatsapp
El 'Sella' fotografiado a la altura de Cap Salou.

El 'Sella' fotografiado a la altura de Cap Salou.

La tensa situación política que se vive en Catalunya ha motivado que la presencia de dos buques de la Armada Española en aguas de Tarragona se vean con desconfianza.

Nada más lejos de la realidad. El 'Sella' y el 'Segura' son dos de los seis buques cazaminas que dispone España. Todos ellos están en la base Arsenal de Cartagena.

Este pasado fin de semana, los dos barcos junto a la Fragata Navarra, con sede en la base de Rota (Cádiz), participaron en el Saló Nàutic de Barcelona.

Aprovechando su estancia en aguas catalanas, los dos cazaminas están realizando hoy y mañana maniobras en aguas de Tarragona y mañana miércoles atracarán en el Port para pasar la noche. Los barcos partirán el jueves rumbo a Cartagena, su base de orígen, han confirmado fuentes de la Armada.

Por tanto, las maniobras en aguas tarraconenses ya estaban programadas independientemente del conflicto político actual.

El "Segura" es el primer cazaminas de la clase "Segura". Fue construido por la Empresa Nacional Bazán en Cartagena, siendo ordenada su construcción el 14 de mayo de 1993. El 27 abril 1999 fue entregado a la Armada española. EL 20 febrero 2004 recibió su Bandera de Combate en Cartagena, de manos de su alcaldesa Pilar Barreiro.

La misión principal de este tipo de buques de la Armada es la de contribuir a mantener abiertos al tráfico los puertos principales y bases navales, así como posibilitar las operaciones anfibias de proyección del poder naval sobre tierra, siendo por tanto su cometido principal la detección, localización, identificación y neutralización de minas de fondo y orinque.

Los dos barcos de la Armada tienen una eslora (longitud) de 55 metros y una manga (anchura) de casi 11 metros. Desplazan un peso de 550 toneladas y cuentan con cuatro motores, dos diésel y dos eléctricos, según detalla la página oficial de la Armada.

Son buques construidos en plástico reforzado con fibra de vidrio, lo que les proporciona una reducida firma magnética a la vez que una gran resistencia al choque producido por las explosiones submarinas. Su sistema de combate es de fabricación íntegramente nacional y es de destacar su discreción magneto-acústica. La maniobrabilidad de estos buques es excelente gracias a sus propulsores Voith Schneider y a su sistema de posicionamiento dinámico.

Temas

Comentarios

Lea También