Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Dos ciclistas y 4 peatones entre las 33 víctimas mortales en las carreteras de Tarragona

Este es el número de vícitmas en accidentes de tráfico en las carreteras interurbanas del Camp de Tarragona, un 18% más que en 2017

Diari de Tarragona

Whatsapp
El accidente se produjo alrededor de las ocho de la mañana del domingo, en la carretera T-310, en Montbrió del Camp. FOTO: DT

El accidente se produjo alrededor de las ocho de la mañana del domingo, en la carretera T-310, en Montbrió del Camp. FOTO: DT

33 personas perdieron la vida el 2018 en 29 accidentes de tráfico en la red viaria del Camp de Tarragona. Respecto al 2017, ha habido un 32% más de accidentes y un 18% más de víctimas mortales.

28 murieron en zona interurbana, donde destacan ocho muertos a la N-340, todos previos a las restricciones de tráfico a los camiones, y seis víctimas más a la A-7.

De hecho, el director de Servei Català de Trànsit (SCT), Juli Gendrau, ha explicado que este año se prestará especial atención a la autovía, puesto que es una carretera que se califica de vía segura, con doble carril por sentido.

La distracción continúa siendo lo principal concurrente en los accidentes con heridos o víctimas mortales en un 35% de los casos. La mortalidad de los colectivos vulnerables – siete motoristas, dos ciclistas y cuatro peatones- ha aumentado significativamente.

Según el análisis de siniestralidad del Camp de Tarragona presentado este viernes, respecto al 2017, ha habido un 32% más de accidentes mortales que el 2017, cuando hubo 22; y un 18% más de muertes que el 2017, cuando hubo 28. Según zonas interurbanas, los accidentes mortales han subido un 85%, de 13 a 24; mientras que en zonas urbanas hay un decremento del 44%, de nuevo siniestros mortales a cinco.

Los datos son referentes a un contexto de crecimiento de la movilidad en los últimos años. Así, la movilidad durante el 2018 ha aumentado un 2% respecto al año anterior y ha llegado a lograr un nivel similar al de antes de la crisis.

El Baix Camp (10 personas), el Baix Penedès (ocho personas) y lo Tarragonès (ocho personas) registran 26 de las 28 víctimas mortales en zona interurbana al Camp de Tarragona. En cuanto a las vías, las que registran más mortalidad son la N-340 y la A-7. "Hay un antes y uno después de las restricciones; después de las restricciones, en el paso restringido, no hay ninguna víctima mortal, y el número de accidentes también se reduce", ha detallado Gendrau.

Un 36% de los accidentes mortales se produjeron con solo un vehículo implicado. Esto, según Gendrau, es "preocupante". Por otro lado, también destacan las salidas de vía -11 supusieron accidentes mortales- y los atropellos -cuatro-. "Son indicativo de distracciones, de velocidad elevada o de alcohol y drogas", ha explicado el director del STC.

En el Camp de Tarragona han muerto siete motoristas, dos ciclistas vecinos de Riudoms –los únicos de Catalunya, en el atropello en Montbrió del Camp (Baix Camp)-, y cuatro peatones –siempre por la noche.

Temas

Comentarios

Lea También