Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Dos dentistas de una clínica que cerró seguirán encausados en el proceso

El centro, situado en la Rambla Nova, pertenecía a una franquicia y dejó a varios clientes a mitad de tratamiento

Àngel Juanpere

Whatsapp
La clínica tenía la dirección en la Rambla Nova pero se entraba por Ramón y Cajal. FOTO: LLUÍS MILIÁN

La clínica tenía la dirección en la Rambla Nova pero se entraba por Ramón y Cajal. FOTO: LLUÍS MILIÁN

Dos de las tres personas que en su día estaban encartadas en la causa abierta por un Juzgado de Tarragona por el cierre de la clínica dental Tàrraco –que dejó a varios clientes a mitad de tratamiento– seguirán como investigadas. Así lo ha decidido la Audiencia Provincial de Tarragona tras el recurso presentado por una de las afectadas contra la decisión del juez instructor de archivar el procedimiento contra los tres investigados –dos odontólogas y el responsable de la franquicia–. La máxima instancia judicial de la demarcación, en cambio, confirma el archivo contra una de las investigadas.

El procedimiento judicial se inició a principios de este año, tras la denuncia presentada por una de las afectadas, L.L.R., por estafa e imprudencia profesional contra M.P.P. –ahora exculpada judicialmente–, Óscar Ll.A. y Marta T.T., así como contra al empresa Clínica Tàrraco S.L. Según la denunciante, en noviembre de 2012 fue a dicha clínica por estar necesitada de unos implantes bucales. Aseguraba que fue atendida por Óscar Ll.A., quien, después de examinarla, le realizó un presupuesto de 1.320 euros y le propuso un segundo examen, que se efectuó el 9 de enero de 2013, dándole un nuevo presupuesto de 1.770 euros. La mujer refiere que le prometieron que le quedaría una boca magnífica.

La afectada, que cobra 590 euros mensuales como viuda, pagó 900 euros a la clínica. Las dos personas investigadas le extrajeron piezas y le pusieron mal los tornillos.

Como no se encontraba bien y dado que no le atendían en la clínica, se fue a otro odontólogo. Éste le indicó que los denunciados estaban realizando un desastre de intervención. Tuvo que pagar 235 euros por la visita y el presupuesto de la reparación bucal ascendía a 4.000 euros.


Padecimientos de la víctima
Todo ello, según la mujer, le ha comportado múltiples padecimientos de boca, estrés, malestar familiar, no conciliación del sueño, etc.

La Audiencia insta al juez instructor a que la clínica presente la póliza de responsabilidad civil e informe sobre su conexión con Unidental 2000 SL. Asimismo, el magistrado tendrá que acordar todas «aquellas diligencias que considere necesarias para la presente instrucción o acordar lo oportuno sobre continuación o no del procedimiento».

Temas

  • TARRAGONA

Comentarios

Lea También