Más de Tarragona

Dos detenidos en otra noche con botellones en la Vall de l'Arrabassada

La Guàrdia Urbana de Tarragona arresta a los jóvenes por resistencia y desobediencia a la autoridad

Octavi Saumell

Whatsapp
Imagen reciente de un grupo de jóvenes por la noche en la Vall de l'Arrabassada. Foto: Cedida

Imagen reciente de un grupo de jóvenes por la noche en la Vall de l'Arrabassada. Foto: Cedida

Nueva noche con botellones y quejas en la Vall de l'Arrabassada, que en esta ocasión finalizó con dos menores detenidos por parte de la Guàrdia Urbana, según ha informado esta mañana el Ayuntamiento de Tarragona. Durante la pasada madrugada, de nuevo sin toque de queda y con un dispositivo especial vigilando las playas, la Policía Local ha recibido varias llamadas por quejas vecinales ocasionadas por grupos de personas que se dirigían a las inmediaciones de la ITV, situada entre el barrio de Llevant y el estadio del Club Gimnàstic. Durante el trayecto, los jóvenes provocaron molestias a los residentes, principalmente por gritos. Por ello, las diferentes dotaciones de la Urbana localizaron a los grupos de menores y no les permitieron la estancia en las plazas y las calles del barrio. 

A las 00.28 horas se registró el primer incidente remarcable, cuando los policías municipales localizaron a un grupo de jóvenes en la calle Carles Riba, que estaban discutiendo a raíz de que a uno de los presentes le faltaba el teléfono móvil. Ya a las 00.40 horas, a raíz de una pelea en el Parc de les Lletres Catalanes, la Guàrdia Urbana detuvo a un menor de edad en la misma calle, acusado de un presunto delito leve de hurto del teléfono y de resistencia y desobediencia a los agentes de la autoridad, ya que según los agentes la persona arrestada "mostró una resistencia activa a que la dotación policial le registrara". A raíz de esta acción, se le encontró el móvil hurtado en el interior de los calzoncillos, procediendo a su inmediato arresto. 

La noche en la zona de Llevant fue intensa hasta bien entrada la madrugada. A las 4.48 horas, la Guàrdia Urbana localizó en el Parc Mozart a un grupo de ocho jóvenes provocando más molestias a los vecinos. Por ello, la Policía Local les hizo abandonar el lugar. Poco después, a las 5.30 horas, se detectó a un grupo de 15 personas en el parque de la Vall de la Arrabassada, a los que también se instó a dejar la zona. 

Finalmente, ya a las 5.42 horas la Urbana detuvo a otro menor de edad en la calle Llorenç Vilallonga, acusado de un presunto delito de atentado contra un agente de la autoridad. Los hechos, según la Policía Local, ocurrieron durante la vigilancia de la zona, cuando una patrulla iba a proceder a parar a un joven que circulaba con un patinete eléctrico. A la altura del parque del centro del barrio, el joven no se detuvo e intentó atropellar a los agentes, huyendo de la zona. Acto seguido la Guàrdia Urbana inició una persecución, logrando parar el vehículo a la altura del número 127 de la Via Augusta. En ese momento se procedió a detener al segundo arrestado de la noche. 

Temas

Comentarios

Lea También