Más de Tarragona

Dos detenidos por el ‘crimen de la mano’ seguirán en prisión

La Audiencia Provincial les deniega la libertad provisional ante la gravedad de los hechos, y porque existe riesgo de fuga y también de destrucción de pruebas

ÀNGEL JUANPERE

Whatsapp
El crimen fue cometido en esta finca del Camí Viladegats.  FOTO: Àngel Juanpere

El crimen fue cometido en esta finca del Camí Viladegats. FOTO: Àngel Juanpere

La Audiencia Provincial de Tarragona ha rechazado la petición de libertad provisional de dos de las personas que están en prisión preventiva acusadas de su presunta participación en el ‘crimen de la mano’. Un hombre fue asesinato en un domicilio de Tarragona y su cuerpo echado a un canal de Sant Jaume d’Enveja. Sin embargo, los autores se guardaron una mano, que fue encontrada en el maletero de un vehículo durante un registro rutinario realizado por la Guàrdia Urbana. Los magistrados consideran que hay tanto riesgo de fuga como de destrucción y ocultación de pruebas, por lo que consideran pertinente que ambos –junto con otros detenidos por el caso– continúen entre rejas.

Ambos autos de la Audiencia recuerdan que uno de los ahora recurrentes, R.M.R., el 26 de agosto de este año iba conduciendo un turismo Opel Astra en compañía del también investigado R.C.C. La Guàrdia Urbana detuvo el coche a las 20.50 horas. Como consecuencia del nerviosismo que mostraba el conductor, los agentes registraron el maletero. Encontraron en su interior, dentro de una bolsa de plástico, una mano humana, así como dos hachas con lo que parecía sangre, así como también una botella de salfumán y de lejía. Después de tomar las huellas de la mano, fue identificada la víctima, un ciudadano de origen marroquí.

Restos de sangre

A consecuencia del hallazgo, se acordó la entrada y registro en el domicilio de R.C.C., en el Camí Viladegats. Allí se hallaron manchas posiblemente de sangre así como diversas herramientas también manchadas de sangre, principalmente gotas, al igual que en el cuarto de baño y en la bañera. En otro auto de la Audiencia se especifica que en la finca, en una segunda construcción, en el suelo hay una gran mancha que parece de sangre. También un sofá con abundantes restos así como diferentes herramientas.

Durante la instrucción se ha determinado hasta ahora que después de matar a la víctima, y para deshacerse del cadáver, fue envuelto en una manta, atado con cuerdas. Y fue llevado hasta el término municipal de Sant Jaume d’Enveja, donde fue localizado el cuerpo.

Los magistrados aseguran que «existen presuntos indicios» de que R.M.R., en compañía de otros investigados, «pudo ser uno de los autores de la causación de la muerte de la víctima».

En el recurso de casación, el abogado defensor asegura que su cliente tiene domicilio en Tarragona, es un ciudadano español, con tres hermanos, hija, nietos y sobrinos, que percibe dos ayudas por importe total de 660 euros. Considera que, con el arraigo, no eludirá la acción de la justicia.

Pero la Audiencia de Tarragona, si bien considera que tiene arraigo, existe igualmente riesgo de fuga a la vista de que los hechos son muy graves, como es el homicidio de una persona y que puede eludir la acción de la justicia no solamente saliendo de España sino también a través de su círculo familiar o de amistades, que le podría dar una cobertura para no ser juzgado.

En cuando a la finalidad de evitar la ocultación alteración o destrucción de las fuentes de prueba relevantes, recuerdan los magistrados que se trató de ocultar el cadáver y que hay otras personas que tuvieron también un papel relevante en los hechos, por lo que su puesta en libertad podría provocar que «procediera a ocultar, alterar o destruir fuentes de prueba relevantes de las que en este momento aún no se tenga constancia».

Temas

Comentarios

Lea También