Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Tarragona POLÉMICA

Dos gerentes en entredicho

Turisme y TGN Ràdio. La presidenta de Mitjans espera tener al nuevo alto cargo, que también será director, antes de Setmana Santa

Octavi Saumell

Whatsapp
Tarragona Ràdio lleva seis meses sin gerente.FOTO: PERE FERRÉ

Tarragona Ràdio lleva seis meses sin gerente.FOTO: PERE FERRÉ

Hoy se cumplen ocho meses desde que Pau Ricomà (ERC) recibiera la vara de alcalde. 245 días después del histórico cambio en la Plaça de la Font, el sottogoverno de Esquerra y Comuns sigue siendo motivo de polémica, principalmente, por dos gerencias que están en entredicho: la de Tarragona Ràdio y la del Patronat Municipal de Turisme, sin olvidar la dirección del Institut Municipal d’Educació (IMET) –que sigue vacante–, la frustrada plaza de Coordinador del área de Cultura y la Fundación Tarragona Smart.

La semana que mañana acaba ha estado marcada, sin lugar a dudas, por la polémica en la Empresa Municipal de Mitjans de Comunicació, que lleva medio año sin un responsable gerencial. El desacuerdo de ERC con el resto de formaciones dejó el pasado jueves paralizada sine die la contratación del nuevo alto cargo, después de que la presidenta –Paula Varas (ERC)– cesara en agosto a Josep Maria Bonet. Las formaciones de la oposición denuncian que Varas quiere presidir el tribunal del concurso –insinuando un posible trato de favor hacia alguno de los cuatro aspirantes–, mientras que Junts y Comuns lamentan las «formas» en las que la edil republicana ha negociado –o no– las bases del concurso.

«La gerencia debe ser ocupada por una persona de la confianza de la presidenta. Por esto creo que debo formar parte del tribunal», indicó ayer Varas en declaraciones a este periódico. En este sentido, la edil recuerda que las bases prevén que su presencia «sea solo un voto, sin ser decisivo», ya que en el organismo que evaluará a los candidatos también habrá un representante de la URV, dos personas técnicas en comunicación del Ayuntamiento de Tarragona y una representante de la Agrupació d’Interès Econòmic (AIE). «Antes se otorgaba la plaza a dedo y, en cambio, ahora se llevará a cabo un proceso selectivo», reivindica la edil.

Varas, asimismo, se muestra «convencida» de que en el próximo consejo de administración –previsto para el 27 de enero– la situación se desbloqueará. «Llegaremos a un acuerdo de consenso, por esto ahora nos hemos dado más tiempo. Espero que por Setmana Santa ya tengamos gerente», afirma la edil, en referencia a las diferencias con su socio de gobierno, En Comú Podem.

Tensión por el Patronat

De forma paralela, el gran protagonista de la comisión de Serveis Centrals de ayer fue el despido del hasta ahora gerente del Patronat Municipal de Turisme, Ángel Arenas, quien de forma repentina tras la feria internacional Fitur ha perdido la confianza de la presidenta, Laura Castel (ERC). Por ello, la representante de la CUP –Laia Estrada– solicitó a la responsable de la materia «una mayor concreción» de los motivos, ya que las formaciones de la oposición consideran que en la carta de despido «no se especifica de manera suficiente». Las fuentes consultadas aseguran que en la comisión de este viernes Castel justificó el cese, entre otras cuestiones, en el hecho de que el directivo encargado de la gestión turística «no habla ni inglés ni catalán». La votación del despido de Arenas se aprobó ayer con la oposición de PSC, Cs y PP, si bien cabe señalar que Junts per Tarragona se abstuvo en lo referente a la ficha de descripción de la plaza que en las próximas semanas se sacará a concurso. «La función directiva debe profesionalizarse. Por esto consideramos que los requisitos para acceder al cargo deben ser más exigentes», afirmó ayer la concejal de los neoconvergentes Elvira Vidal.

Según las fuentes consultadas, la polémica de la comisión se centró entre el concejal de Hisenda, Jordi Fortuny (ERC), y la edil de Ciutadans Sonia Orts, quien denuncia que el ejecutivo liderado por Pau Ricomà «en vez de abrir puertas, lo que hace es cerrar ventanas», y critica que «el gobierno de izquierdas quiere endulzar con una supuesta transparencia un claro caso de enchufismo en Tarragona Ràdio».

Pese a votar con el ERC y Comuns, Laia Estrada (CUP) también se muestra escéptica con la gestión de Ricomà. «Nos sorprende que, después de ocho meses, sigan improvisando y que quieran vestir como cuestiones técnicas cosas que son decisiones políticas», afirmó la edil sobre el vodevil de las empresas municipales.

Temas

Comentarios

Lea También