Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Dos tarraconenses recorrerán la Ruta de la Seda en moto

Ambos moteros, prejubilados de sus empresas, viajan tirando de ahorros y de mucho espíritu aventurero
Whatsapp
Quim Moreno y Ramón Baiges con las motos con las que realizarán la Ruta de la Seda. Foto: Lluís Milián

Quim Moreno y Ramón Baiges con las motos con las que realizarán la Ruta de la Seda. Foto: Lluís Milián

«Para tener aventuras lo más importante no es tener dinero, sino tiempo», explica sonriente Ramón Baiges, de 58 años, un tarraconense aficionado a las motos que este viernes emprende junto a Quim Moreno, de 62, un viaje que les llevará a recorrer la Ruta de la Seda en moto.

Baiges y Moreno se conocieron en el club de moteros Poker Bike’s de Tarragona y ya el año pasado hicieron un recorrido de 12.000 kilómetros por el Polo Norte.

La nueva aventura arrancará este viernes, cuando saldrán en ferry hacia Génova en un viaje que les llevará a recorrer unos 9.000 kilómetros en un lapso que calculan será de 36 a 38 días y que terminará en Samarkanda (Uzbekistán). Pasarán por Italia, Eslovenia, Croacia, Hungría, Rumanía, Moldavia, Transnistria, Ucrania, Rusia, Kazajistán, Uzbequistán, Turkmenistán, Irán, Turquía y Grecia. Al final no podrán pasar por la India y China por problemas burocráticos.

Han estructurado el viaje por etapas, aunque en algunas saben que es imposible prever cómo se desarrollarán. Es el caso del paso de la frontera entre Rusia y Ucrania debido al conflicto bélico. Otros moteros y algunos ucranianos residentes aquí les han ayudado a planificar el viaje, «pero hasta llegar allí no sabemos lo que nos encontraremos», comentan.

Igualmente han diseñado el recorrido para alejarse de las zonas de actuación del Estado Islámico.

La pesadilla de los visados

Capítulo aparte merecen los visados, que les han llevado la mayor parte del tiempo en estos tres meses de planificación. En algunos casos con aventura incluida, como por ejemplo cuando intentaron, sin éxito, obtener el visado de Turkmenistán. Como no había representación diplomática en España, tuvieron que viajar a París e incluso allí les fue imposible obtener el documento. Una vez más, en el sitio decidirán cómo resolverlo.

Cuando se les pregunta dónde van a comer o a dormir, Moreno responde despreocupado que «en lo que haya, viajando en moto no hay problema». Ambos contarán con sus ahorros para el viaje, aunque en futuras rutas sí que buscarán patrocinadores. El recorrido lo realizarán a bordo de dos BMW1.200. La de Baiges tiene 107.000 kilómetros y la de Moreno, 30.000.

Los dos moteros fueron prejubilados tras expedientes de regulación de empleo en las empresas donde trabajaban, Baiges en la banca y Moreno, en la química. Para ellos este ha sido el momento perfecto para iniciar las aventuras con las que soñaban desde la infancia.

Tanto Baiges como Moreno tienen dos hijos cada uno que, aseguran, están curados de espanto, aunque los moteros aseguran que no tienen intención de ponerse en peligro.

A lo largo del viaje irán informando y colgando fotos en la página de Facebook del grupo a la cual se puede acceder buscando el nombre Poker Bike’s. El grupo está inspirado en las cartas del póker y, de momento, tiene 33 miembros. Cada uno tiene una carta asignada. En el caso de Moreno, es el tres de tréboles, y en el de Baiges, el as de corazones. Este último reconoce que estos últimos días son «de nerviosismo, pero es extraordinario».

La Ruta de la Seda fue una red de rutas comerciales organizadas a partir del negocio de la seda china desde el siglo I a.C., que se extendió por todo el continente asiático, conectando a China con Mongolia, el subcontinente indio, Persia, Arabia, Siria, Turquía, Europa y África.

Temas

  • TARRAGONA

Comentarios

Lea También