Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Dostoievski llega al Teatre Magatzem

Mario Gas y Ricardo Moya se adentran en un conocido relato del escritor eslavo 

AGNÈS LLORENS

Whatsapp

El Teatre Magatzem de la Cooperativa Obrense de Tarragona se viste de gala para acoger el texto de uno de los grandes escritores rusos. Este sábado, el escenario de la calle Reding viaja hasta el particular universo de Fiódor Dostoievski para traer a los aficionados a vivir aventuras desde la butaca roja de platea sus reflexiones de la existencia huma na y, en esta ocasión, lo hará de la mano de Mario Gas y Ricardo Moya, dos de los nombres propios que se esconden destrás de la producción El sueño de un hombre ridículo, que llega a Tarragona después de un periplo por varios teatros. 

La producción parte de un relato corto escrito por el autor eslavo, que parte de un sueño utópico que vive el protagonista, una anécdota que sirve para que el texto crezca, al mismo tiempo que el protagonista reflexione sobre el sentido de su propia vida. 

El narrador del relato inicia su intervención presentándose a si mismo como «un hombre ridículo», que es víctima del escarnio de los que le rodean. A pesar de esto, el protagonista se muestra indiferente, ya que está convencido que la existencia de los humanos está vacía de sentido y, por este motivo se plantea acabar con su vida. Una noche, al volver a su casa, el protagonista se encuentra con una niña que pide su ayuda y rehusa ofrecérsela. Su concepción de la vida canviará después de conciliar un sueño revelador y reflexionará sobre su existencia.
«Este es un texto increíble deDostoievski, que plantea la dificultad añadida para un director de atraer la atención del espectador havia un único personaje», explica el responsable que todo el montaje funcione, Mario Gas, en declaraciones para el Teatre Magatzem. Gas asume la tarea de tomar las riendas de una producción que parte de la fuerza interpretativa de Ricardo Moya -también codirector y guionista del proyecto- para hablarnos de un protagonista que decide cambiar el rumbo de su vida a partir de hechos aparentemente triviales. 

Una obra universal
El relato corto del autor ruso evoluciona del desasosiego hasta el optimismo vital y amor por la vida como objetivo vital 

«Es una gran satisfacción dirigir este tipo de producciones. Es como encerrar-se y coser, con un hilo muy fino y limpio, una pieza muy delicada. Es fantástico», comenta el director de una obra que, a pesar de la crudeza de su mensaje inicial, nos habla de la transmutación de la cólera, el temor y el odio hacia los demás hacia la compasión y el entusiasmo por la vida. «Es una obra muy compleja, paradoxal pero, a la vez, optimista», define el responsable de la llevar la batuta de esta propuesta que apunta directamente a los sentimientos. 

Este montaje confirma, una vez más, la enorme capacidad de Gas sobre el escenario, un medio en el que ha representado todos los roles. Actor, director, crítico, doblador y gestor cultural. Como si su vida se tratara de una producción más, el artista nacido en Montevideo ha representado todos los papeles que ofrece el trato con el escenario. Gas se considera afortunado de seguir «disfrutando» de una profesión que le permite vivir muchas vidas en una y que, desde los 18 años, le ha permitido vivr a caballo de Barcelona y Madrid para exponer sus propuestas. 

En su opinión, el teatro se quipara al simple -y complicado- ejercicio de entender la vida con un objetivo. «Es un oficio, una manera de vivir, un camino para  intentar comprender el mundo que nos rodea», manfiesta, a la vez que admite que, a pesar de su actividad intensa, siempre le quedan ganas para disfrutar del espectáculo como espectador. «Me gusta poder disfrutar de lo que presentan mis colegas y me han conmovido muchos espectáculos», admite. Esperemos que su ahínco se traduza, este sábado, en espectadores que salgan entusiasmados del Teatre Magatzem.
 

Temas

Comentarios

Lea También