Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Tarragona Antonio Chacón y Rubén Vaquero, representantes del comité de empresa de la Empresa Municipal de Transport

EMT: «La situación es límite en Tarragona. Muchos autobuses están reparándose»

Los trabajadores aseguran que es necesaria una inyección de 10 millones de euros durante los próximos cinco años para renovar la flota. Alertan de que si no es así, quedarán servicios sin hacer

Carla Pomerol

Whatsapp
El secretario del comité de empresa, Rubén Vaquero, y el presidente, Antonio Chacón, en una parada de autobús. FOTO: Alfredo González

El secretario del comité de empresa, Rubén Vaquero, y el presidente, Antonio Chacón, en una parada de autobús. FOTO: Alfredo González

El comité de empresa de la EMT habla por primera vez del mal estado de la flota. Antonio Chacón (A.C.) es el presidente y lleva 16 años conduciendo autobuses, y Rubén Vaquero (R.V.) es el secretario y entró a trabajar en la empresa hace 10 años. Ballesteros dice que si gana las elecciones, el autobús será gratis para los tarraconenses.

Antonio Chacón: Nos parece perfecto, siempre que esta medida venga acompañada de una buena inversión para renovar la flota... Es incoherente: no hay autobuses en condiciones, pero los viajes serán gratis.

¿En qué situación se encuentran los autobuses?
A. C.: Peor que nunca. Hace seis meses nos declaramos en huelga por el mal estado de la flota. Ha pasado medio año y no hay todavía ningún autobús nuevo. Los vehículos están obsoletos y no paran de haber averías.

¿Cuál es el problema?
A. C.: Hay puertas y rampas que no funcionan, tampoco la climatización. Y los asientos son viejos, obsoletos y sucios. Les debe costar más la reparación que cambiarlos...

Rubén Vaquero: Hay siete autobuses que superan los 20 años y, en los próximos cuatro años, 53 vehículos superarán los 15. El acuerdo al que llegamos con el Ayuntamiento para levantar la huelga contempla que los autobuses no pasen de los 15 años. Por lo tanto, estamos hablando de que necesitamos una inversión de 10 millones de euros durante los próximos cuatro o cinco años. 

¿Y cómo afecta esto a los trabajadores?

R. V.: Tenemos menos autobuses para hacer los mismos servicios, lo que significa que los tiempos de descanso no son óptimos. Muchos vehículos están en el taller, reparándose.

A. C.: Las primeras dos semanas de colegio nos pasó. No había líneas de refuerzo porque no teníamos más autobuses.

Si la cosa continúa así, ¿qué puede pasar?

A. C.: La situación es límite. Si en los próximos seis o siete años no se renueva la flota, se quedarán servicios por hacer. No hay autobuses suficientes.

¿Cómo perjudica al usuario la actual situación?

R. V.: Los autobuses van llenos. En algunas líneas no cabe ni un alfiler. Como ejemplo, hay personas con sillas de ruedas que no pueden subir al bus porque no funciona o no hay rampa. Y llevarlo a reparar es peor, porque nos quedamos con un autobús menos...

¿Qué es necesario para renovar la flota?

A. C.: Dos millones de euros anuales durante cinco años.

La presidenta de la EMT, Begoña Floria, se comprometió en un millón para los presupuestos de 2019.

R. V.: No es suficiente. Hemos preguntado en varias ocasiones cómo está el tema de la financiación de la flota y no tenemos respuesta.

¿Y qué pasará si Floria no cumple con su palabra?

A. C.: Saldremos a la calle otra vez. La ciudadanía es consciente del estado de los autobuses.

¿La huelga sirvió de algo?

R. V.: Sí, claro. Las emisoras ya funcionan y tenemos dos días más de libre disposición.

A. C.: Debemos esperar a los presupuestos.

¿Actualmente se encuentran inmersos en algún procedimiento judicial contra la EMT?

R. V.: En unos cuantos, por incumplimientos por parte de la empresa. 

Floria dijo que pediría informes sobre la tarea que desarrolló el anterior gerente de la EMT, Mario Cortés.

R. V.: Es interesante. 

¿Cómo valoran la tarea de Cortés?

R. V.: Ha dejado una buena herencia. No podemos decir que todo lo hizo mal, pero dejó mucha división entre los trabajadores.

A. C.: Es el consejo de administración quien debe juzgar cómo actuó el exgerente.

¿Cómo funcionan los paneles digitales, instalados hace unas semanas?

R. V.: Los que aún quedan enteros funcionan muy bien. Se trata de un toque de innovación para la empresa. El problema es el incivismo de la gente. Han roto algunos.

¿Y la iniciativa de dejar bajar a las mujeres entre paradas por la noche?

A. C.: Nadie lo ha solicitado nunca.

R. V.: Y los conductores tampoco pararíamos, sería una ilegalidad, según el reglamento de transporte urbano.
 

Temas

Comentarios

Lea También