Más de Tarragona

ERC pasa la pelota a los Comuns en Tarragona

El republicano Manel Castaño asegura que el pacto con Junts y CUP está cerca y que solo falta el ‘OK’ de la asamblea de ECP

Octavi Saumell

Whatsapp
_M0A9887.JPG

_M0A9887.JPG

La esperada ampliación del gobierno municipal del Ayuntamiento de Tarragona ya solo depende de que la asamblea de En Comú Podem avale la incorporación de Junts y la CUP. Así de claro se expresó ayer el portavoz del ejecutivo de la Plaça de la Font y concejal de Seguretat Ciutadana, Manel Castaño (ERC), en una entrevista en Ràdio Ciutat de Tarragona. En la conversación con la emisora digital, el político republicano recordó que «la voluntad de Esquerra siempre ha sido la de muscular el gobierno, así lo ha dicho por activa y por pasiva el alcalde Ricomà» para dar una «mayor estabilidad» al actual gabinete, que desde hace 20 meses está formado por solo 9 de los 27 ediles del Saló de Plens.

Castaño, sin embargo, no se quedó solo con la voluntad de concretar el acuerdo, sino que anunció que «ya estamos ajustando los últimos retoques para buscar el equilibrio de carteras» con los nuevos socios, siempre, esto sí, de que la asamblea de los Comuns dé el OK». De esta forma, ERC pasa la pelota a su socio, que desde el inicio del mandato ha sido reticente a aceptar la incorporación de nuevos agentes. Está previsto, de hecho, que los Comuns convoquen en breve a sus militantes para debatir esta cuestión, si bien aún no ha trascendido la fecha y podría no convocarse de inmediato, ya que una parte importante de la ecuación será si entra o no la CUP. Precisamente, ayer las cupaires anunciaron que en la asamblea local prevista para mañana se decidirá la persona que entrará en el pleno municipal para relevar a Laia Estrada, quien el próximo mes de marzo abandonará la administración municipal para iniciar una nueva etapa en el Parlament de Catalunya.

«Habrá o no habrá pacto...»

Lo cierto es que las palabras de Castaño cogieron por sorpresa a Junts y CUP, que reiteran que no cuentan aún con ninguna propuesta concreta para negociar un posible acuerdo. De hecho, en una entrevista en Tarragona Ràdio el portavoz de los postconvergentes, Dídac Nadal, mostró de nuevo su predisposición «para poner más manos en el gobierno de la ciudad y ayudar en todo lo que se pueda», pero también abrió la puerta a que no haya acuerdo. «Si me dicen que firmamos mañana, pues entramos mañana. Si me dicen por Setmana Santa, pues por Setmana Santa. Y si al final no puede ser, pues no será y continuaremos trabajando como hasta ahora», indicó Nadal, quien también tiró la pelota a Comuns y CUP afirmando que el encaje final «depende de la toma de decisiones de otros partidos». A este paso, el pacto de San Valentín (14F) va camino de convertirse en el posible acuerdo de Sant Jordi.

Temas

Comentarios

Lea También