Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

ERC ve ‘escandalosa’ la pérdida de los 337.000 euros para la biblioteca

C’s lamenta que la renuncia del dinero para el espacio de Campclar ‘es una muestra de la nefasta gestión del alcalde’

Octavi Saumell

Whatsapp
Pau Ricomà (ERC) y Laia Estrada (CUP) en una imagen de archivo en el Ayuntamiento de Tarragona. Foto: acn

Pau Ricomà (ERC) y Laia Estrada (CUP) en una imagen de archivo en el Ayuntamiento de Tarragona. Foto: acn

Los cinco partidos que forman parte de la oposición del Saló de Plens del Ayuntamiento de Tarragona criticaron ayer con dureza la pérdida de los 337.000 euros en subvenciones de la Generalitat de Catalunya para llevar a cabo la construcción de la biblioteca de Campclar. Según avanzó este periódico en su edición de ayer, los «problemas urbanísticos» y el incumplimiento de los plazos exigidos llevó al Consistorio a renunciar –entre 2008 y 2011– a tres subvenciones otorgadas por parte del Govern para la redacción del proyecto y las obras del espacio cultural, que finalmente se ha quedado en nada. 

La formación que se mostró más contudente fue Esquerra Republicana de Catalunya, que calificó como de «escandaloso» que la corporación local dejara pasar una ayuda de un equipamiento que «debería dar servicio a todos los barrios de Ponent». A juicio del portavoz de los independentistas, Pau Ricomà, «es inadmisible que por desidia y desinterés de quien gobierna se deje perder una cuantiosa subvención», por lo que exige «explicaciones» al alcalde Josep Fèlix Ballesteros (PSC). Asimismo, los republicanos consideran que la iniciativa de trasladar la biblioteca de Torreforta al mercado del barrio no debe perjudicar «la gran biblioteca de Campclar, que ha quedado en un cajón», lamenta Ricomà. 

‘Incapaces de hacer nada’

En la misma línea se expresó el portavoz de Ciutadans, Rubén Viñuales, quien recuerda que «la gestión del proceso fue a cargo de Carme Crespo», quien ya no está en el Consistorio desde el mes de junio de 2015. Asimismo, el líder del partido naranja considera que la renuncia a la subvención autonómica «es una muestra más de la nefasta gestión de Ballesteros que ha provocado que un barrio como Campclar haya perdido un equipamiento vital para revitalizarlo». 

TGN perdió tres subvenciones del Govern por no cumplir con el calendario exigido

Igual de contundente se muestra el portavoz del Partit Demòcrata, Albert Abelló, quien critica que «tenemos un gobierno que es incapaz de hacer nada, ni tan siquiera de ejecutar un proyecto que cuenta con un importe económico». A juicio del edil de la formación soberanista, la renuncia a la subvención «es una muestra más de la flagrante ineficacia que está provocando que la ciudad esté perdiendo cada día más oportunidades». 

‘Una negligencia’

La portavoz de la CUP, Laia Estrada, asegura que «ya sabíamos lo de la subvención perdida» y que «éste es uno de los motivos por los que no aceptamos el plan de bibliotecas». La edil cupaire critica que «nadie asume responsabilidades de esta negligencia y, mientras, la biblioteca de Campclar ya ni aparece en el plan bajo mínimos que quiere aprobar el gobierno municipal». La concejal anticapitalista lamenta que «una vez más, queda claro que la cultura no es una prioridad» para el ejecutivo de la Plaça de la Font.  

Finalmente, Arga Sentís (ICV) considera que la situación generada «se debe a la falta de planificación que hay sobre los equipamientos culturales de la ciudad», a la vez que denuncia la «inoperancia y la falta de actuación» por parte del gobierno local. La edil ecosocialista recuerda también que «todo el proceso se realizó cuando Tarragona quiería ser la capital europea de la cultura de 2016». 

Temas

Comentarios

Lea También