Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

ERC ve factible alcanzar la Alcaldía de Tarragona

La opción pasa con un pacto a cuatro con JxTGN, CUP y Comuns

Octavi Saumell

Whatsapp
La ejecutiva republicana de Tarragona, en la reunión de esta tarde. FOTO: Pere Ferré

La ejecutiva republicana de Tarragona, en la reunión de esta tarde. FOTO: Pere Ferré

Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) considera que hay «opciones reales» de que la formación independentista pueda tejer una mayoría absoluta de 14 concejales con Junts per Catalunya, CUP y En Comú Podem para aspirar a la alcaldía y dejar a Josep Fèlix Ballesteros (PSC) en la oposición. Así lo corroboró la ejecutiva local que se reunió ayer por la tarde, y que sirvió para que la dirección municipal de los republicanos analizara los resultados de las elecciones del pasado domingo, recalcando «la voluntad de cambio que expresaron los ciudadanos con sus votos», según afirmó al Diari el alcaldable de ERC, Pau Ricomà.  

«Hay diversidad ideológica, pero es más lo que nos une que lo que nos separa»
Pau Ricomà
ERC

A juicio del segundo candidato más votado –por un estrecho margen de 330 votos frente al PSC–, los cuatro partidos con opciones de acordar una alternativa a la formación socialista «hemos reiterado de manera constante a lo largo de la campaña electoral nuestra voluntad de cambio», por lo que considera que «tenemos una gran ocasión» para «configurar un gobierno republicano» a partir del 15 de junio.

Ricomà descarta por completo abrir negociaciones con Ballesteros, ya que «esto no tendría ningún sentido y sería incoherente con lo que hemos dicho durante los últimos meses», a la vez que recordó que, a principios del pasado mandato, «él no hizo el mínimo gesto para hablar con nosotros y se decantó por el PP cuando en el pleno había una mayoría progresista de izquierdas». 

«La situación ha cambiado mucho respecto al anterior mandato municipal»
Carla Aguilar Cunill
En Comú Podem

El líder de Esquerra considera que los tarraconenses «quieren dejar atrás inventos como los Juegos del Mediterráneo», y se muestra optimista con la posibilidad de llegar a un acuerdo en los próximos días con las otras fuerzas. «Es cierto que hay una diversidad ideológica, pero estoy convencido  de que es más lo que nos une que lo que nos separa». En este sentido recuerda que «todos hemos expresado nuestro interés por mejorar las conexiones y los accesos de la ciudad, llevar la cultura a la calle o impulsar la participación ciudadana». Por ello, Ricomà avanza que, en breve, iniciará las conversaciones para «establecer vínculos de confianza» para llegar a un acuerdo para la constitución del Ayuntamiento.   

La CUP, expectante
Por su parte, desde la CUP también se ve «viable» el posible acuerdo alternativo. «Llevamos años trabajando en esta línea para desenmascarar a Ballesteros, quien ha perdido dos concejales pese a la línea ascendente de su partido», indicó ayer la candidata cupaire, Laia Estrada. 

«Llevamos años trabajando para desenmascarar a Ballesteros»
Laia Estrada
CUP

Los anticapitalistas están expectantes para «saber en qué se traducirán ahora las promesas de la campaña electoral», ya que «lo que no queremos es que pase como en 2007, cuando solo hubo un cambio de siglas y de caras, pero el PSC hizo lo mismo que Joan Miquel Nadal, con corruptelas y decisiones clientelares». Estrada recalca la «disponibilidad» de la CUP para impulsar el cambio de gobierno y, por ello, esperan conocer las intenciones de Pau Ricomà para «concretar las decisiones a tomar».

Antes, los cupaires convocarán una asamblea en la que definirán su propuesta y la línea de actuación para coser el acuerdo, en el que estarán algunas de las reivindicaciones que la alcaldable Laia Estrada ha realizado durante la pasada campaña electoral, como son el estudio de la calidad del aire, el censo de las viviendas vacías, la remunicipalización de servicios públicos externalizados, ampliar la protección de la Anella Verda o descartar definitivamente el plan parcial de la Budellera. 

Una vez se hayan puesto sobre la mesa las condiciones para tejer la alianza con ERC, JxTGN y Comuns, la CUP decidirá el papel que podría tener en el futuro mandato. «Podemos facilitar una investidura o entrar en el gobierno. Esto lo decidirán las bases», señaló ayer Estrada, quien resaltó su voluntad por «echar al PSC» del ejecutivo de la Plaça de la Font.  
 

«Satisfacción» de En Comú Podem
Desde los Comuns, la candidata de En Comú Podem, Carla Aguilar Cunill, abre la puerta para que su formación avale el cambio. La alcaldable reconoce que los resultados del domingo «han permitido cambiar mucho la situación respecto a la que había en el anterior mandato», y señala que, durante los próximos días, «deberán encontrarse nuevos equilibrios, probablemente más amplios para concretar un gobierno». Aguilar Cunill reconoce que «estamos contentas con el resultado» y añade que «lo que hagamos a partir de ahora será para defender nuestro proyecto». Finalmente, desde Junts per Tarragona se informó ayer de que no realizarán ninguna declaración pública hasta la próxima semana». 

Temas

Comentarios

Lea También