Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El 10 de enero circulará el último tren entre Vandellòs y PortAventura por la vía actual

Las asociaciones en defensa del transporte público presentarán un recurso contra la Generalitat por su «inacción» y «dejadez de funciones»

Núria Riu

Whatsapp
El apeadero de PortAventura será la estación de Salou cuando deje de funcionar la actual línea de la costa. FOTO: DT

El apeadero de PortAventura será la estación de Salou cuando deje de funcionar la actual línea de la costa. FOTO: DT

La fecha está marcada en el calendario. Si no hay un nuevo impedimento sobrevenido, el lunes 13 de enero entrará en funcionamiento la variante de Vandellòs del Corredor del Mediterráneo. Esto supone que el viernes día 10 circulará el último tren por el tramo de vía que quedará desafectado, entre la estación de este municipio y el apeadero de Salou-PortAventura.

En principio, ya no podrán seguir pasando trenes por la vía que ahora mismo pasa por el frente litoral de Salou y Cambrils. De hecho, si el cese de circulaciones se produce con tres días de antelación es porque los operarios de Adif deben llevar a cabo una intervención sobre el terreno que permitirá desconectar este tramo de vía única y empalmar el inicio de la doble plataforma con la nueva variante.

El ente gestor de infraestructuras asegura que, para hacer la nueva conexión, hay que verificar la catenaria y los sistemas de seguridad. Asimismo, deberán hacerse las pruebas pertinentes para la correcta entrada en funcionamiento del nuevo trazado. El ámbito de la actuación se centra en un espacio de unos tres kilómetros y, a partir de este momento, puede decirse que ya se habrá dado de baja la vieja infraestructura.

A partir de ahí, según la postura de los alcaldes y de la Generalitat, que defienden que debe desmantelarse la vía, el Ministerio de Fomento debería firmar un trámite administrativo, que es el de desafección para servicio ferroviario, lo que significa que esta vía ya no tiene posibilidad de utilizarse de nuevo. Pese a ello, los terrenos seguirán siendo de Adif, por lo que si quieren quitarse las vías habría que redactar un protocolo con los derechos y obligaciones de cada una de las partes.

Pese a ello, las plataformas en favor del transporte público aún no se resignan a perder esta infraestructura. Esta semana se reunieron con representantes de los ministerios de Fomento y de Transición Ecológica para reclamarles que se mantenga el servicio de cercanías. «Pudimos ver que no tienen el menor interés en cerrar esto, pero quien tiene las competencias es la Generalitat», afirmaba el portavoz de la PTP en el Camp de Tarragona, Daniel Pi.

Aseguran que «nos quedó muy claro que delante una petición formal por parte de la Generalitat para mantener el servicio e iniciar el traspaso, ellos accederían y actuarían en consecuencia». Una situación que ha hecho que la PTP y la Pdf.Camp hayan decidido que el lunes presentarán un recurso contencioso administrativo contra la administración catalana. 

Afirman que hay «inacción, dejadez de funciones e incumplimientos reiterados de la legislación ambiental, urbanística y ferroviaria» por parte del Govern. Asimismo, solicitarán que mientras el tema esté subjúdice no pueda llevarse a cabo el desmantelamiento de las vías. Esto podría provocar que no pudiera comenzarse a retirar los materiales y que, si finalmente la justicia les da la razón, los trenes pudieran volver a circular por este eje.

Temas

Comentarios

Lea También