Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El 13% de tarraconenses se dedican a la hostelería

La patronal asegura que se han mejorado los salarios pero los sindicatos alertan de las ‘precarias condiciones laborales’
Whatsapp
La hostelería es el sector con más empleados en Tarragona, tras comercio e industrial. Foto: Lluis Milián

La hostelería es el sector con más empleados en Tarragona, tras comercio e industrial. Foto: Lluis Milián

Tarragona es la octava demarcación del Estado español con un mayor volumen de trabajadores –tanto por cuenta ajena como autónomos– dedicados al sector de la hostelería. El pasado mes de junio contaba con 30.645 personas inscritas en la Seguridad Social bajo el epígrafe «hostelería» en el régimen general y otras 6.981 en el de autónomos. Es un total de 37.626 sobre 297. 171 afiliados, es decir, un 12,66%. 

A Tarragona sólo le superan las islas Baleares (27,40%), Las Palmas (19,81%), Santa Cruz de Tenerife (17,87%), Málaga (15,95%), Girona (15,04%), Cádiz (13,78%) y Alicante (13,21%). Todos estos porcentajes se disparan en julio y agosto. Y en comparación con enero en Tarragona se doblan las personas que trabajan en el sector por cuenta ajena (eran 15.367 frente a las 30.645).  

'Pagan salarios bajos, lo que implica que los trabajadors cotizan menos a la Seguridad Social, lo que nos perjudica a todos'

La hostelería se convierte así en un maná para el empleo. Pero un empleo temporal y de poca cualificación en la inmensa mayoría de los casos. El secretario general de UGT en Tarragona, Joan Llort, advierte que «queremos imprimir calidad a la hostelería para atraer un turismo familiar y de calidad. Pero esto no se puede lograr con contratos y condiciones laborales precarias». 

El presidente de la Federació d’Empresaris de Hostaleria i Turisme de la Província de Tarragona (FEHT), Eduard Farriol, admite que «el empleo en la hostelería y el turismo es temporal a causa de la propia estacionalidad del sector» pero explica que «se está trabajando para intentar reducir esta estacionalidad y que los establecimientos puedan abrir cuantos más meses mejor y, consecuentemente, que los empleos sean más estables».
Salarios bajos

'Trabajamos para intentar reducir la estacionalidad y que los empleos sean más estables'

«No puede ser –replica Llort– que hoteles de cuatro estrellas subcontraten a empresas que llevan a cabo una subexplotación de los trabajadores. La reforma laboral de 2012 precarizó aún más las condiciones en el sector». 

El dirigente sindical carga sobre todo contra las empresas multiservicios «que pagan unos salarios bajos lo que implica que sus trabajadores cotizan menos a la Seguridad Social, lo que nos perjudica a todos».

Según Llort, «estamos a la cabeza mundial del turismo, pero con unas condiciones laborales tercermundistas. Debemos fijarnos en la situación laboral de Europa, no en la del norte de África».

Farriol disiente de esta visión. «Respecto al salario, hay que recalcar que el actual convenio de la hostelería aporta unas mejores condiciones salariales a las de otros convenios de sectores afines como pueden ser los de servicios, comercio o limpieza. A pesar de la crisis de 2007 y 2008, el sector turístico en su conjunto ya apostó entonces por mejorar las condiciones laborales del personal de hostelería, consiguiendo implantar el salario mínimo de 1.000 euros mensuales, una cantidad sensiblemente superior a muchos otros sectores profesionales».

'Estamos a la cabeza mundial del turismo, pero con unas condiciones laborales tercermundistas'

El convenio del sector es uno de los caballos de batalla actuales. Según un comunicado de Comisiones Obreras, «es vergonzoso que la patronal no quiera asumir ninguna de las principales reivindicaciones de la parte social, teniendo en cuenta que la situación del sector es totalmente favorable para los intereses empresariales, como han confirmado los datos de la actividad turística y las de empleo».

Farriol asegura, por contra, que «la negociación para un nuevo convenio colectivo sectorial de la hostelería está en proceso. Desde la FEHT podemos manifestar que en estos momentos de la negociación del convenio colectivo hay muy buena predisposición y colaboración de todas las partes para llegar a un acuerdo satisfactorio antes de noviembre».

'Implantamos el salario mínimo de 1.000 euros mensuales, una cantidad sensiblemente superior a muchos otros sectores profesionales'

Rafael Muñoz, del gabinete de estudios de la Confederació Empresarial de la Província de Tarragona (Cepta), sostiene que «nos equivocamos si escogemos el modelo chino, si creemos que cualquier persona puede servir copas o trabajar como camarera de piso. Hace falta mucha más formación».

«La formación es muy importante en el sector de la hostelería y el turismo –coincide Farriol–. Por eso, desde la FEHT y las asociaciones de alojamientos –hoteles, campings, apartamentos– promovemos continuamente la realización de cursos de especialización para los trabajadores. Además, en la demarcación contamos con la Facultat de Turisme i Geografia de la URV y la Escola d’Hosteleria i Turisme de Cambrils. Con ambas colaboramos estrechamente para que todos los profesionales cuenten con la mejor formación posible». 

'Hay que dar un servicio de calidad en hostelería y comercio. Pero eso suele fallar'

El experto de la Cepta insiste en que «hay que dar un servicio de calidad en hostelería y comercio. Pero eso suele fallar. Vamos a lo fácil, a contratar al hijo de un amigo y a pagar por 8 horas para que luego trabaje 16». «Si pagas poco, no puedes exigir calidad», sentencia Muñoz.

Comentarios

Lea También