El 60% de los universitarios ha sufrido violencia por ser LGBTIQ o conoce alguna víctima, según la URV

Es la conclusión de un estudio del proyecto Recercaixa UNI4freedom de la Universitat Rovira i Virgili

Europa Press

Whatsapp
El 60% de los universitarios ha sufrido violencia por ser LGBTIQ o conoce alguna víctima, según la URV. Foto: P. Ferré

El 60% de los universitarios ha sufrido violencia por ser LGBTIQ o conoce alguna víctima, según la URV. Foto: P. Ferré

Seis de cada diez estudiantes ha sufrido violencia por ser miembro del colectivo LGBTIQ+ o conoce a alguien que ha sido víctima de la lgtbifobia en las universidades catalanas, según un estudio del proyecto Recercaixa UNI4freedom de la Universitat Rovira i Virgili (URV) de Tarragona difundido por el centro en un comunicado este lunes. 

El estudio se ha realizado en base a una encuesta a 755 estudiantes de seis universidades catalanas sobre las formas de violencia que pueden sufrir las personas LGBTIQ+; y destaca que las que se producen más a menudo en los campus son el hecho de tener que esconder la condición sexual o la identidad de género (45%) y los comentarios discriminatorios (17%). 

El investigador del Departamento de Pedagogía de la URV y responsable del proyecto Oriol Ríos ha recordado que, aunque la universidad es un buen espacio para estudiar la homofobia, es necesario que los centros "sean también un lugar seguro para las personas LGBTIQ+, se facilite la denuncia, se apoye las víctimas y a las personas que apoyan a las víctimas".  

UNI4freedom, liderado por la URV con el apoyo por la Associació Catalana d'Universitats Públiques (Acup) y la Fundación La Caixa, también ha analizado la situación del colectivo en las universidades catalanas y ha propuesto diez acciones para que se los centros faciliten la denuncia y la protección de las víctimas. 

Entre otras medidas, han aconsejado incluir de forma explícita en las políticas y normativas universitarias la discriminación por orientación sexual; fomentar redes de solidaridad entre colectivos; establecer una oficina de atención y apoyo al colectivo LGBTIQ+; organizar los espacios de manera inclusiva; o asegurarse que los documentos oficiales respeten la diversidad sexual.

Temas

Comentarios

Lea También