Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El 60% de los usuarios con derecho al bono social no lo pide en Tarragona ni en Reus

Este martes 12 de noviembre se reunió la mesa de coordinación de las dos ciudades, que se ampliará a más municipios

Norián Muñoz

Whatsapp
A la reunión de la mesa acudieron una cuarentena de personas, incluidos representantes de otros municipios. FOTO: Pere Ferré

A la reunión de la mesa acudieron una cuarentena de personas, incluidos representantes de otros municipios. FOTO: Pere Ferré

En torno al 60% de las personas que atienden los ayuntamientos de Tarragona y Reus a través de Serveis Socials y que tendrían derecho al bono social eléctrico no lo han tramitado por desconocimiento.

Es uno de los datos que pudieron constatar los responsables de ambas administraciones durante la reunión de la quinta Taula de Pobresa Energètica de Tarragona y Reus que se celebró ayer por la tarde en la Casa Canals. 

Una de las peculiaridades de la reunión de este año fue la asistencia de representantes de los ayuntamientos de Cambrils, Vila-seca y Salou, así como de los consells comarcals del Tarragonès y del Baix Camp. La intención es que los nuevos municipios se sumen como miembros de pleno derecho a la mesa que es un espacio de planificación, coordinación, diagnostico y diseño de intervenciones.

Problema de primer orden

A la reunión acudieron una cuarentena de personas entre las que también se encontraban representantes de entidades sociales, de la Generalitat y de empresas suministradoras de energía y agua. En este último caso, no obstante, la consellera y presidenta del Institut Municipal de Serveis Socials de Tarragona, Carla Aguilar-Cunill, reconoció que echaron de menos la presencia de representación de alguna compañía.

Aguilar-Cunill señaló que la pobreza energética sigue siendo «un problema social de primer orden», y aseguró que todavía queda mucho trabajo por hacer para acercar la información a la ciudadanía.

La sesión sirvió para hacer una valoración del servicio de asesoramiento energético, ahora ya consolidado, que se está realizando en las dos ciudades y de la evolución de las ayudas para hacer frente a la pobreza energética. 

También se hizo incidencia en la necesidad de continuar impulsando el ahorro energético entre la ciudadanía y de promover medidas, como las auditorías ambientales, para contribuir a disminuir el consumo elevado de las viviendas que se encuentran en una situación de ineficiencia energética.

Por su parte, la regidora de Benestar Social del Ayuntamiento de Reus, Montserrat Vilella, celebró que la mesa tenga continuidad después de los cambios políticos recientes y abogó porque este punto de encuentro continúe «gobierne quien gobierne».

Valga recordar que la Taula de la Pobresa Energètica cuenta con una página web (taulapobresaenergetica.cat) en la que los ciudadanos pueden obtener información sobre dónde buscar asesoría en cada municipio, así como algunos consejos de ahorro.

Temas

Comentarios

Lea También