Más de Tarragona

Tarragona Emergencia sanitaria

Solo el 0,2% de los vacunados en Tarragona se han contagiado

716 tarraconenses de casi 400.000 con la pauta completa se han infectado hasta mediados de julio. Las dosis bajan la transmisión, aunque no al 100%, y evitan casos graves y sintomáticos

Raúl Cosano

Whatsapp
Personas recién vacunadas esperan tras el pinchazo en los asientos del Palau d’Esports de la Anella Mediterrània, en Campclar. Foto: Salut

Personas recién vacunadas esperan tras el pinchazo en los asientos del Palau d’Esports de la Anella Mediterrània, en Campclar. Foto: Salut

Las vacunas funcionan, no solo porque evitan casos graves sino porque parece que también disminuyen la transmisión. Así lo muestran los últimos datos de contagios del Departament de Salut. Solo un 0,21% de las personas que habían sido vacunadas correctamente, esto es, con pauta completa, se han contagiado en el Camp de Tarragona. Son 626 de un total de 296.333, según el balance de la campaña de vacunación hasta mitad de julio. 

Todavía más protección parece generarse en las Terres de l’Ebre. Solo se han infectado 90 personas de un total de 92.353 vacunados, lo que arroja un porcentaje del 0,10%. En global, únicamente 716 tarraconenses se han contagiado de un total de 388.686 ciudadanos inoculados, lo que arroja una proporción del 0,18%. Sin embargo, los vacunados deben seguir aplicando las medidas de protección porque la transmisión sigue siendo posible y puede tener efectos adversos sobre aquellas personas sin antídoto o más vulnerables.

«Que haya pocos contagiados vacunados es compatible con que puedas transmitir. Lo que hay que dejar claro es que las vacunas están siendo muy efectivas y protectoras. Son extraordinarias, protegen de los efectos graves e incluso a nivel sintomático. También los contagios son menores y la transmisión se reduce unas seis veces en un grupo de gente vacunada», explica Àlex Arenas, epidemiólogo y catedrático de Ingeniería Informática y Matemáticas en la URV. 

Estos porcentajes se extraen del último informe de vigilancia del coronavirus publicado por el Departament de Salut, cuyo análisis abarca desde enero hasta mediados de julio. En Catalunya, la cifra de contagiados con las dos dosis es similar y alcanza al 0,25%. Hay un matiz: se trata de personas con positivos diagnosticados, si bien es posible que haya otras muchas que hayan tenido el virus pero que, al estar protegidas convenientemente por los antídotos, ni siquiera han percibido que el patógeno está en su organismo. Es decir, los pinchazos han hecho que el coronavirus no se manifestara con síntomas y pasara desapercibido. 

«Se han detectado 9.655 infecciones causadas por el SARS-CoV-2 en pacientes correctamente vacunados. La marca que presenta más casos es Pfizer, con un 0,29%, y el grupo de edad con una proporción más elevada de positivos es el de personas de menos de 40 años (0,79%)», sostiene Salut en ese informe reciente.  

Así pues, las vacunas no evitan la transmisión al 100% de la Covid-19 pero sí generan un beneficio directo y perceptible en la pandemia. Alcanzar coberturas elevadas en algunas franjas generará efecto de cortafuegos. «Tenemos que seguir vacunando, como más vacunemos, mejor. Aunque las vacunas no sean perfectas, vacunar más quiere decir menos transmisión, menos riesgo de aparición de variantes, menos carga de enfermedad, menos enfermos en los hospitales y menos muertos», decía ayer Antoni Trilla, jefe del servicio de medicina preventiva y epidemiología del Hospital Clínic de Barcelona. 

«Las vacunas son muy buenas pero no son perfectas», exponía también ayer la secretaria de Salut Pública, Carmen Cabezas. Esa cifra de solo el 0,2% de positivos puede haber crecido en las últimas semanas, a lomos de la quinta ola. Pero si las estadísticas de contagios entre vacunados son bajas aún más lo son entre los que acaban necesitando hospitalización, aunque también hay perfiles así. 

Ayer Salut hizo público que un 73% de los ingresados durante el mes de julio en las UCI catalanas no estaba vacunado. Un 12% lo estaba parcialmente y un 15% había recibido la pauta completa. Cabezas explicó también que un 63,5% de los 4.790 pacientes que han ingresado en planta no estaba vacunado, por un 10,2% que lo estaba parcialmente y un 26,3% que había recibido la pauta completa. «Muchos de esos no vacunados eran de franjas cuya vacunación estaba abierta desde hacía meses, por lo que podrían haber evitado esos efectos, al menos parcialmente», decía Cabezas, que añadió: «Hay un porcentaje minoritario de personas que pueden tener la enfermedad a pesar de estar vacunadas». 

Las frases

«Las vacunas reducen la transmisión y evitan efectos graves. Son extraordinarias pero no cubren al 100%» - Àlex Arenas, catedrático en la URV

«Las vacunas son muy buenas pero no perfectas. Hay porcentajes pequeños que pueden enfermar» - Carmen Cabezas, secretaria de Salut Pública

«Todos sabemos que la vacuna funciona, así que lanzamos el mensaje de que todo aquel que se pueda vacunar, que lo haga lo antes posible», decía Pablo Horcajada, jefe del servicio de enfermedades infecciosas del Hospital del Mar. 

Estos días Salut también ha hecho público un dato revelador sobre el rendimiento vacunal: solo un 0,028% de los vacunados han tenido que ingresar. Cabezas, a la hora de relatar esas proporciones, agregaba: únicamente se han dado 875 hospitalizaciones y 78 en la UCI, en relación a los más de tres millones de catalanes inmunizados que había hace unos días. 

«Propagas mucho menos»

Es previsible que, a medida en que avanza la campaña de vacunación y cubre a todas las franjas, pueda ir aumentando el porcentaje de personas que se contagian a pesar de estar inoculadas. Àlex Arenas incide en la enorme eficiencia vacunal pero recuerda que el riesgo de contraer el SARS-CoV-2 nunca es cero: «La protección al 100% no existe. Puedes propagar y transmitir mucho menos, se reducen las probabilidades, pero no significa que desaparezcan todos los riesgos. Por eso insistimos tanto en que, aunque estés vacunado, no puedes hacer la vida normal, al menos hasta que no se alcance la inmunidad de grupo». 

Arenas alude al ejemplo de Singapur, en un estadio más avanzado: «Allí las personas vacunadas representan el 75% de los casos recientes de Covid-19, pero pocos se ponen enfermos». El profesor de la URV establece un escenario ficticio con el 100% de personas vacunadas: «En ese caso, toda la gente que cae enferma estaría vacunada, pero lo importante es que, tal y como vemos ahora, el número de hospitalizaciones y de defunciones es mucho menor en comparación con los contagios». 

Temas

  • vacunación
  • Departament de Salut
  • Àlex Arenas
  • Antoni Trilla
  • Carmen Cabezas
  • Pablo Horcajada

Comentarios

Lea También