Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Trece empresas optan a las obras de los terrenos de Ten Brinke

La adjudicación de este contrato podría ser una de las primeras decisiones que adopte el futuro Consistorio, tras las elecciones

Núria Riu

Whatsapp
Imagen de los terrenos en los que se construirá la nueva zona comercial de Ponent. FOTO: Pere Ferré/DT

Imagen de los terrenos en los que se construirá la nueva zona comercial de Ponent. FOTO: Pere Ferré/DT

El pleno extraordinario del pasado 18 de marzo daba luz verde al proceso de licitación de las obras de urbanización del Pla Parcial 10, los terrenos en los que está previsto que se instale Ten Brinke. Según ha podido saber el Diari, un total de trece empresas presentaron su oferta a esta convocatoria que finalizó el pasado lunes día 29 de abril.
A partir de ahora, los técnicos deberán abrir los sobres para conocer la oferta que se ajuste más al anuncio del Ayuntamiento de Tarragona. La convocatoria, que se tramitó por la vía de urgencia, establecía las mismas condiciones que en el concurso anterior. Es decir, la urbanización de una superficie de 302.784 metros cuadrados, de los cuales cerca de 68.000 se destinarán a usos comerciales y 30.829 a residencial. El resto de los terrenos están destinados a equipamientos, espacio verde y sistema viario. 

A partir de ahí, la adjudicación de las obras deberá aprobarse en el pleno. Dado que ya no está prevista una nueva convocatoria en este mandato, éste podría ser uno de los primeros temas que tenga que debatirse con los nuevos representantes municipales que estarán en el salón de plenos a partir del próximo 26 de mayo. Así lo confirmó el concejal de Territori, Josep Maria Milà, quien ya no ocupará el cargo. «Seguramente podría aprobarse en el mes de julio», afirmaba.

Paralelamente, el Ayuntamiento de Tarragona, a través de Smahusa, ya ha encargado el anteproyecto para la edificación de la parcela que tiene en esta zona de la ciudad. Se trata de un ámbito cerca de la T-11, en la segunda parcela más próxima a la macrorotonda de Les Gavarres, en el que se construirán 160 viviendas destinadas a alquiler social. Milà confirmó que «es una prioridad desencallar esta demanda». Las edificaciones contarán con una zona verde privada que se sumará a la que ya está prevista en esta nueva zona residencial de Ponent.

El proyecto de urbanización se ha desencallado después que Ten Brinke confirmó su interés, tras la negativa de Ikea.

Temas

Comentarios

Lea También