Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El Ayuntamiento de TGN anula la única fiesta de fin de año que había prometido organizar 

La propuesta se queda en nada por el retraso de las obras y el consistorio no organizará fiesta de Nochevieja

Carla Pomerol

Whatsapp
Estado actual de las obras, que estarán listas durante el primer trimestre de 2018.

Estado actual de las obras, que estarán listas durante el primer trimestre de 2018.

El Ayuntamiento se echa atrás y descarta la celebración de fin de año en la Plaça Corsini, tal como se preveía hace unos meses. Las obras de urbanización de la plaza no estarán listas para el mes de diciembre y el carillón, que tenía que dar las campanadas, no ha empezado ni a instalarse. Así pues, la propuesta que animó a los tarraconenses queda totalmente anulada. 

«Puede ser que la plaza se vea, a simple vista, acabada. Pero no sabemos si estará librada ya al Ayuntamiento», asegura la concejal de Comerç y presidenta de Espimsa, Elvira Ferrando, quien añade que «no tendremos margen para programar algún acto para Fin de Año». 

Por su parte, la concejal de Festes, Begoña Floria, ha explicado al ‘Diari’ que, «de momento, desde la concejalía no se está preparando ningún acto ni fiesta para Fin de Año», y añade que «esta fiesta no cuenta con una tradición histórica de calle». Cabe recordar que el Ayuntamiento no ha programado nunca una fiesta para la última noche del año, «solamente hemos dado apoyo y hemos ofrecido ayuda a iniciativas privadas o de asociaciones», asegura Floria, quien no descarta que «haya alguna propuesta por parte del sector privado». 

Cabe recordar que la no programación de fiesta para Fin de Año por parte del Ayuntamiento provocó un gran revuelo entre los jóvenes tarraconenses el año pasado. Es por esto que desde el Ayuntamiento aseguraron que este año se llevaría a cabo una celebración en la renovada Plaça Corsini. Finalmente, la opción se ha descartado por el retraso de las obras de urbanización de la plaza, aunque la concejal Elvira Ferrando asegura que «los trabajos avanzan a un ritmo frenético».

Ferrando tenía la intención de que, una vez desmontada la carpa provisional, se colocaría una capa de hormigón, para evitar que la plaza quedase cerrada antes de la licitación de las obras. Lo cierto es que el Ministerio de Fomento se espabiló y rápidamente adjudicó las obras a la empresa Cobra Instalaciones y Servicios SA. Por lo tanto, la propuesta de la capa de hormigón se esfumó. En agosto empezaron los trabajos, que cuentan con un plazo de ejecución de 16 meses, aunque el Ayuntamiento siempre se ha mostrado optimista y ha asegurado que, en aproximadamente seis meses, la plaza estaría urbanizada.

¿Y el carillón?

Otra de las apuestas de la concejal Ferrando era el carillón que está previsto que presida la plaza. Parecía que el proyecto estaba más avanzado, ya que, hace unos meses, dejó caer, –también lo dijo el alcalde de la ciudad, Josep Fèlix Ballesteros– que «el carillón dará las campanadas de bienvenida del año 2018». Tampoco será así. De momento, se está avanzando en el proyecto, pero se desconoce cuando será una realidad. Y es que la instalación es más complicada de lo que se esperaba, según la concejal Elvira Ferrando.

Temas

  • fiestas
  • ayuntamiento

Comentarios

Lea También