Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El Ayuntamiento de TGN expropiará Ca l'Ardiaca si no hay obras antes de 2017

La medida corre paralela a la solicitud de licencia, que sigue su trámite. El objetivo municipal es desencallar el proyecto de hotel en la Part Alta
Whatsapp
Fachada de Ca l´Ardiaca con la lona embellecedora que se instaló por Semana Santa. Foto: LLUÍS MILIÁN

Fachada de Ca l´Ardiaca con la lona embellecedora que se instaló por Semana Santa. Foto: LLUÍS MILIÁN

El Ayuntamiento de Tarragona ha dado un ultimátum a la empresa zaragozana Desarrollos Arbe SL –propiedad de Ca l’Ardiaca– para el inicio de la rehabilitación de este inmueble histórico fechado a caballo entre los siglos XIV y XVI.

El consistorio fija 24 meses como fecha tope para que las obras estén en marcha o el edificio rehabilitado. En caso contrario, la ley respaldará a la administración local y la capacitará para poder expropiar este palacio del Pla de la Seu y poder reanudar con otros propietarios su conservación.

En la comisión informativa de ayer lunes –paso previo a la aprobación en Junta de Govern Local–, la concejal de Llicències, Victòria Pelegrin, propuso a todos los partidos (PSC, CiU, PP e ICV) desestimar las alegaciones de Desarrollo Arbe SL y proponer la inclusión de esta finca de la Part Alta en el Registro Municipal de Solares.

La estrategia

¿Qué implica esta decisión? El Registre Municipal de Solars es un as que tiene el Ayuntamiento de Tarragona para salvaguardar el patrimonio en peligro o bien garantizar la seguridad de las personas en caso de un riesgo potencial de derrumbe. Se trata de una medida que hasta la fecha no se ha llevado a cabo, pero que podría empezar a extenderse dada la situación delicada de algunas viviendas de la ciudad.

Este Registre Municipal de Solars permite al consistorio expropiar el inmueble en cuestión o bien forzar la venta en justiprecio en un plazo de dos años de incluirse en él. La concejal Victòria Pelegrin explicaba ayer que «la medida adoptada no está pensada a corto plazo. Deseamos que se haga el hotel tal y como está previsto, pero no podemos permitir más demoras ante el riesgo que conlleva el patrimonio», razonaba ayer la edil tras la celebración de la comisión .

En el caso concreto de Ca l’Ardiaca, se espera que en la Junta de Govern Local (no en la extraordinaria de este miércoles) se apruebe la medida acordada por unanimidad por todos los grupos. Empezará la cuenta atrás que finalizaría en verano de 2017.

Aunque la opción de la venta forzada (con justiprecio) se incluye en la ley, fuentes expertas en urbanismo descartan casi por completo esta opción, donde un jurado de expropiación independiente tasa el valor de mercado del inmueble.

La singularidad de Ca l’Ardiaca, declarado Bien Cultural de Interés nacional (BCIN), y su ubicación, la Part Alta, protegida por un plan especial, señalan que la expropiación de Ca l’Ardiaca sería la única opción posible si finaliza el ultimátum de dos años del Ayuntamiento. Si se llegara a este extremo, el precio de la supuesta expropiación también deberá tasarse por un técnico externo.

La cifra oficiosa

A día de hoy, la única cifra que se conoce oficiosamente en la ciudad es de 2,5 millones de euros. Esta cantidad es la que corrió en diferentes círculos hace unos meses. Según ha sabido el Diari, Desarrollos Arbe SL podría haber sondeado la venta de Ca l’Ardiaca ante las dudas que generaba la viabilidad económica del proyecto de hotel de lujo en el Pla de la Seu.

La firma, pero, siempre ha negado que exista una venta encubierta del inmueble histórico del Pla de la Seu y se ratifica en el interés empresarial de construir el hotel en un plazo de dos años.

De hecho, la medida municipal de la comisión informativa es paralela a la solicitud de proyecto básico de hotel de lujo que introdujo la empresa zaragozana en diciembre y que todavía hay aspectos a resolver. El proyecto básico (debe aprobarlo la Generalitat) es la primera fase de la licencia. La segunda parte será el proyecto ejecutivo y el arqueológico.

Temas

  • TARRAGONA

Comentarios

Lea También