Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Tarragona Cultura

El Ayuntamiento de Tarragona anula todos sus actos festivos hasta julio

El Consistorio suspende Sant Joan y el Corpus y, «en días», decidirá sobre el Concurs de Focs y el Festival d’Estiu. Ricomà ya no garantiza Sant Magí, Santa Tecla y la Biennal de Castells

OCTAVI SAUMELL

Whatsapp
Imagen de la fiesta de Sant Joan del año pasado en El Serrallo. FOTO: Pere Ferré

Imagen de la fiesta de Sant Joan del año pasado en El Serrallo. FOTO: Pere Ferré

El Ayuntamiento de Tarragona ha suspendido todos sus actos culturales y festivos hasta el 30 de junio. Según ha podido saber este periódico, el Consistorio ya ha decidido anular la festividad de Sant Joan y del Corpus debido a la crisis sanitaria que –debido al Covid-19– se está viviendo desde el pasado mes de marzo, y que aún se desconoce hasta cuando se alargará.

La administración presidida por el alcalde Pau Ricomà (ERC) ya aplazó en primera instancia el Festival Internacional Dixieland y Tarraco Viva. El primero –que debía llevarse a cabo entre el 17 y el 30 de abril– es aún una incógnita si se podrá reprogramar, mientras que el segundo se prevé oganizarlo el próximo mes de noviembre, coincidiendo con el vigésimo anivesario de la declaración de Tarraco como Patrimonio de la Humanidad.

Ahora –ya en una Setmana Santa en la que no hay actividad y a las puertas de un Sant jordi que tampoco se celebrará–, el Consistorio opta por dar un segundo paso y asumir un calendario realista, por lo que ya ha descartado poder realizar ninguna actividad hasta el 30 de junio. Asimismo, teóricamente sigue en pie el Festival Internacional de Teatre de Tarragona (FIIT), que organizará la Sala Trono entre el 24 y 27 de julio y que este año cumple su séptima edición. «De momento lo mantenemos, a la espera de las normas que se pongan de desconfinamiento», afirma Joan Negrié, gestor y programador de la entidad, que añade que «ya tenemos la programación cerrada». Durante los últimos días también se ha dejado para el próximo año el Minipop, previsto para el 5 y 6 de junio, pero que al final se pasará a 2021.

Cautela municipal

A partir del 1 de julio, sin embargo, la situación de los eventos municipales no es mucho mejor. De hecho, según reconoció ayer el alcalde y concejal de Cultura, Pau Ricomà (ERC), en estos momentos «todo está en el aire» y están «todos los escenarios abiertos», a la espera de conocer la evolución del coronavirus. «En pocos días haremos alguna comunicación sobre el Concurs de Focs y el Festival d’Estiu», afirmó el primer edil durante una entrevista telemática en Ràdio Ciutat de Tarragona.

Las palabras de Ricomà pueden entenderse como toda una declaración de intenciones de cara a una inminente suspensión de estos dos eventos, ya que el primero concentra a miles de personas en el litoral y las calles de la ciudad durante la primera semana de julio, mientras que el segundo se lleva a cabo en el Camp de Mart, que tiene capacidad para dos mil espectadores. «Me hacía mucha ilusión recuperar este festival, que se realiza en un lugar emblemático», afirmó Ricomà.

El alcalde tampoco se mostró especialmente optimista con las tres grandes celebraciones del segundo semestre del año, como son Sant Magí (agosto), Santa Tecla (septiembre) y el Concurs de Castells (octubre). «Puede ser que no se haga nada. Sant Fèlix se realiza entre Sant Magí y Santa Tecla y también se está estudiando si se suspende», añadió el líder republicano.

De hecho, el pasado sábado, el epidemiólogo Oriol Mitjà –que desde ayer asesora al Govern de la Generalitat sobre medidas de desconfinamiento– aseguró en el programa de TV3 Preguntes Freqüents que «hasta octubre no abriría el Camp Nou», lo que sitúa al límite la biennal, con el factor añadido de que seguramente este verano no habrá castells. «Es una decisión que deben tomar las colles, pero si no se puede ensayar en meses será difícil que se pueda hacer», afirmó el alcalde, quien no vería con malos ojos pasar la edición del Concurs a 2021 ya que «el castell del Covid-19 aún no lo hemos cargado, estamos en el momento crítico: subiendo el pom de dalt».

Todas las partidas que el Consistorio tiene aprobadas para este año para todos estos eventos suman un millón de euros: Santa Tecla (380.000); Concurs Castells (325.000); Focs Artificials (105.000); Sant Magí (90.000); Dixieland (75.000) y Sant Joan (15.000). Parte de estas previsiones podrían convertirse en ayudas para luchar contra las consecuencias del coronavirus, según indicaron al Diari fuentes municipales.

El teatro, entre octubre y enero

Por lo que se refiere a la programación teatral, la Conselleria de Cultura ha reprogramado entre octubre y enero de 2021 la gran mayoría de las obras previstas entre el 13 de marzo y el 5 de junio. Así, de las diez sesiones que estaban previstas en el Teatre Tarragona, ocho se han podido recolocar en el calendario. Las dos únicas que se han eliminado por la imposibilidad de buscar una fecha alternativa a medio plazo han sido Jerusalem –dirigida por Julio Manrique– que debía haberse interpretado el pasado 13 de marzo y el espectáculo de danza Hipstory, programado inicialmente para el 8 de mayo.

Temas

Comentarios

Lea También