Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Tarragona URBANISMO

El Ayuntamiento de Tarragona aprueba el viernes los últimos planes urbanísticos para IKEA

La Junta de Govern Local de este viernes tira hacia adelante los proyecto de urbanización y reparcelación

Octavi Saumell

Whatsapp
Imagen reciente de la zona de Ponent donde a partir del próximo año construirá   el centro de IKEA, junto a la T-11 en Campclar. Foto: Pere Ferré

Imagen reciente de la zona de Ponent donde a partir del próximo año construirá el centro de IKEA, junto a la T-11 en Campclar. Foto: Pere Ferré

La Junta de Govern Local del Ayuntamiento de Tarragona que se celebrará este viernes aprobará, de manera definitiva, los proyectos de urbanización y reparcelación del Pla Parcial 10, la zona donde se implantará el centro comercial IKEA y que dará acceso al Anillo Olímpico donde se desarrollarán los Juegos Mediterráneos previstos inicialmente para 2017 pero que se llevarán a cabo en 2018.

El concejal de Urbanisme, Josep Maria Milà (PSC), valora «positivamente» que el proyecto salga adelante porque «a partir de la aprobación definitiva ya se podrán hacer los trámites para licitar la adjudicación de las obras de urbanización en esta zona de Campclar, junto a la T-11, que tienen un presupuesto de 15 millones de euros más IVA y hacer realidad, posteriormente, todo el proyecto».

Inversión de 40 millones

El máximo responsable del área municipal de Territori explica que «cuando las obras de urbanización estén adjudicadas y comiencen, también se iniciará la edificación del centro comercial de IKEA» por lo que la construcción de la tienda de muebles de la multinacional sueca se podrá llevar a cabo simultáneamente a las obras de la urbanización . Este emplazamiento supondrá una inversión aproximada de unos 40 millones de euros y se calcula que generará unos 400 puestos de trabajo durante la fase de construcción, y entre 50 y 75 durante el periodo de explotación.

Milà también recuerda que habrá viviendas de protección social en el norte y sur del plan parcial «porque urbanísticamente esté bien atado».El entorno tiene una superficie de 302.784 m2, de los cuales 68.000 se destinarán a usos comerciales y 30.829 a residencial.El resto de la superficie del ámbito está destinada a equipamientos, espacios verdes y sistema viario.

Recientemente, la Generalitat concedió la licencia comercial a IKEA y ahora, esta empresa ya puede solicitar la licencia de obras al Ayuntamiento.

Temas

  • TARRAGONA

Comentarios

Lea También