Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Más de Tarragona

Tarragona Salut

El Ayuntamiento de Tarragona estudia denunciar la entidad vecinal que recoge firmas para expulsar emigrantes

El consistorio pide un informe en la asesoría jurídica porque considera que hay incitación al odio por parte de la Asociación de Vecinos Catedral

ACN

Whatsapp
Jordi Fortuny y Xavi Puig,  consellers del Ajuntament de Tarragona. FOTO: ACN

Jordi Fortuny y Xavi Puig, consellers del Ajuntament de Tarragona. FOTO: ACN

El Ayuntamiento de Tarragona ha pedido un informe a la asesoría jurídica para estudiar la posibilidad de emprender acciones legales contra la Asociación de Vecinos Catedral por haber iniciado una recogida de firmas entre vecinos de la ciudad en la cual se pide la expulsión de personas inmigrantes que hayan cometido delitos.

El portavoz del equipo de gobierno, Xavier Puig, ha indicado que entienden que es una incitación al odio, ha reclamado que se pare la acción y la ha condenado. También se han mostrado en contra el consejero de Asuntos Sociales, Chakir lo Homrani, en una visita a Tarragona; la Confederación de Asociaciones Vecinales de Cataluña (CONFAVC), y la Federación de Asociaciones de Vecinos de Tarragona (FAVT).

Puig ha comentado que el consistorio trabaja con la Generalitat para crear espacios de trabajo en los cuales se invitarán entidades de la ciudad para abordar la problemática. También ha apuntado que a través de un plan de apoyo de la Generalitat a los municipios dispondrán de tres personas dinamizadoras para trabajar la cuestión en el barrio.

Por su parte, El Homrani ha asegurado que la acción de la justicia no varía en función de la procedencia de las personas y ha pedido no creer las mentiras y difamaciones que circulen alrededor de la inmigración. Además ha indicado que colectivos como los que promueven la recogida de firmas “juegan con la rumorología de ayudas a las personas inmigradas que no son reales”. Con todo se ha mostrado dispuesto a trabajar si hay una “percepción de inseguridad” al barrio.

Rechazo de las entidades vecinales

La CONFAVC y la FAVT, a través de un comunicado han expresado su rechazo a la acción y han afirmado que fomenta la xenofobia y rompe “lazos de buena vecindad”. Además, han asegurado que la entidad vecinal Asociación de Vecinos Catedral no está adherida a ninguno de las dos entidades. “Esta es una mala práctica que hiere al movimiento vecinal y los orígenes de las asociaciones, fundadas por gente mayoritariamente inmigrante”, han destacado.

Finalmente, han rechazado la idea de la entidad de crear un grupo de vigilantes nocturnos para vigilar la Part Alta por las noches, al considerar que “este tipo de grupos fomentan prácticas racistas incontroladas”, y han defendido que “la seguridad los barrios se tiene que velar desde los cuerpos policiales establecidos legalmente y creando barrios socialmente cohesionados y con igualdad de oportunidades”.

Temas

Comentarios

Lea También