Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El Ayuntamiento de Tarragona ingresa en el primer trimestre un 7,8% más de lo previsto

El balance es positivo, ya que los cobros son superiores al aumento de los gastos, que han sido un 6,58% más de lo esperado

Octavi Saumell

Whatsapp
El alcalde Ballesteros, rodeado por Alejandro Fernández (izquierda) y Pau Pérez (a la derecha). Foto: Pere Ferré

El alcalde Ballesteros, rodeado por Alejandro Fernández (izquierda) y Pau Pérez (a la derecha). Foto: Pere Ferré

El Ayuntamiento de Tarragona ingresó, a lo largo del primer trimestre del año, un 7,83% más de lo previsto en el plan de ajuste económico que entró en vigor en 2012 y que estará vigente hasta 2022. Así lo pone de manifiesto el informe realizado por parte del Interventor General, que hoy será ratificado durante la celebración del pleno municipal.

En el documento, el alto funcionario de la corporación local indica que, hasta el pasado 31 de marzo, el Consistorio ingresó un total de 25,3 millones de euros, una cifra que sitúa las previsiones de cierre a final de año en los 168,8 millones de euros, una cifra notablemente superior a los 156,6 previstos en el documento de estabilidad económica.

Cuatro millones de margen

Por lo que se refiere a los gastos, cabe señalar que estos fueron un 6,58% superiores a los previstos en el plan de ajuste. En este sentido, el documento preveía 154,5 millones en facturas, mientras que la cifra a 31 de marzo es que se cierre el ejercicio en los 164,6, ya que durante el primer trimestre fueron de 31,6.

Ante estos datos –que perfilan un superávit a final de año de unos cuatro millones de euros (168 de ingresos y 164 de gastos)–, el interventor general afirma en el texto que «hay un encaje entre el presupuesto municipal y el plan de ajuste». Cabe recordar que este plan se planteó para resolver la difícil situación presupuestaria y de tesorería provocada, entre otras circunstancias, por la caída de los ingresos del Estado y de la actividad económica.

Baja la deuda

En el trabajo económico que hoy se ratificará en el punto 3.5.1 del orden del día de la sesión plenaria, el alto funcionario remarca que, a día 31 de marzo, la deuda del Consistorio era de 177 millones de euros, prácticamente toda a largo plazo. Según los datos que maneja el Ayuntamiento, la previsión es la de cerrar 2016 con una mochila pendiente de pago situada en los 164,4 millones de euros, una cifra que sería un 4,56% más de lo estipulado en el documento económico, que la especificaba en los 157,2 millones.

En caso de confirmarse estos cálculos, el Consistorio habrá reducido a final de año su deuda en 16 millones de euros, ya que a 1 de enero de 2016 el pasivo era de 180,9 millones.

Finalmente, el documento también especifica que la capacidad de financiación del Consistorio es de 19 millones para 2016, que se concertaron mediante un crédito en el que 12 de los cuales son para las obras de los Juegos del Mediterráneo de 2017 y otros 5,5 para la reforma del Mercat Central.

Temas

  • TARRAGONA

Comentarios

Lea También