Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Tarragona SOCIEDAD

El Ayuntamiento de Tarragona paga el recibo del agua a 407 familias de la ciudad

En tres años se ha prácticamente doblado el número de beneficiarios respecto a los 264 que hubo en 2013

Octavi Saumell

Whatsapp
El Ayuntamiento de Tarragona y Ematsa invertirán este año un total de 80.000 euros para bonificar los recibos del servicio del agua. Foto: Lluís Milián

El Ayuntamiento de Tarragona y Ematsa invertirán este año un total de 80.000 euros para bonificar los recibos del servicio del agua. Foto: Lluís Milián

El Ayuntamiento de Tarragona bonificó el año pasado el recibo del agua a 407 familias de la ciudad. Así lo ha anunciado este martes el alcalde Josep Fèlix Ballesteros (PSC), quien desgrana que, durante 2016, el Consistorio y Ematsa destinaron 71.000 euros para bonificar las facturas del servicio público, que de promedio ascienden a 40 euros cada dos meses o, lo que es lo mismo, unos 240 euros anuales por familia.

De cara a este 2017, la administración municipal –conjuntamente con la compañía mixta– aumentará en un 12% la cuantía prevista para asumir los recibos de las familias con problemas económicos. Esto significa que se pasará de los 71.000 euros de 2016 a los 80.000 de este año, si bien «se trata de una partida abierta, que puede incrementarse en caso de necesidad», afirma Ballesteros.

Incremento desde 2013

El Consistorio tarraconense otorga las bonificaciones para sufragar el recibo del agua desde 2013. Desde entonces, la cantidad de núcleos familiares que se han acogido a esta ayuda ha aumentado de forma notable, ya que se ha pasado de los 264 casos de hace cuatro años hasta los 407 de 2016, lo que se traduce en un incremento del 54%.

«Nos avanzamos a la normativa, ya que tenemos clarísimo que ninguna familia debe quedarse sin agua pese a que tenga dificultades económicas», asegura el alcalde.

Para poder acogerse a las ayudas es necesario ser titular o arrendatario de un contrato individual de suministro de agua potable para abastecimiento domiciliario de su vivienda habitual. Asimismo, para lograr la bonificación también se exige una valoración técnica efectuada por parte de los equipos básicos municipales de Serveis Socials, en la que se informe de que la familia en cuestión se encuentra en una situación de vulnerabilidad económica que comporte la dificultad para poder hacer frente a sus necesidades básicas, entre las que se encuentra el recibo del agua.

‘¿Y las comunidades?’

El presidente de la Federación de Asociaciones de Vecinos de Tarragona (FAVT), Antonio Peco, asegura que su entidad «ve bien» las ayudas que otorga la administración municipal, ya que éstas «vienen avaladas por parte de los servicios sociales del Ayuntamiento».

Pese a ello, el representante vecinal considera que la asignatura pendiente es la bonificación a las comunidades de vecinos. «Hay barrios que no tienen contadores individualizados, por lo que es la comunidad de propietarios la que debe compensar a las familia que no pueden abonar los recibos. Y para estos casos el Ayuntamiento no otorga ningún tipo de ayuda, pese a que se lo hemos solicitado en varias ocasiones», lamenta Peco.

Temas

  • TARRAGONA

Lea También