Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El Ayuntamiento de Tarragona podría ignorar la consulta popular sobre el Jaume I

El PSC apostaría por la Casa de la Festa, mientras que PP y Unió Democràtica querrían que fuera un aparcamiento

Octavi Saumell

Whatsapp
Imagen del pasado lunes del espacio situado en la Part Alta, frente al Rectorat de la Universitat Rovira i Virgili de Tarragona (URV). Foto: Lluís Milián

Imagen del pasado lunes del espacio situado en la Part Alta, frente al Rectorat de la Universitat Rovira i Virgili de Tarragona (URV). Foto: Lluís Milián

El nuevo equipo de gobierno del Ayuntamiento de Tarragona –formado por PSC, PP y Unió Democràtica de Catalunya– podría ignorar los resultados de la encuesta ciudadana que se llevó a cabo en marzo de 2015 para decidir el uso de futuro del espacio donde, inicialmente, debía construirse el párking Jaume I pero que –en la actualidad– es sólo un agujero que ha costado más de treinta millones de euros para las arcas públicas cuando su presupuesto era de 3,9.

Así lo reconoce la portavoz del ejecutivo municipal, Begoña Floria (PSC), quien –la pasada semana– durante una entrevista con este periódico reconoció que, en estos momentos, el gabinete comandado por el alcalde Josep Fèlix Ballesteros (PSC) «no sabe aún si usará» los resultados del proceso participativo que se llevó a cabo a lo largo del mes de marzo de 2015, escasamente dos meses antes de las elecciones municipales del 24 de mayo del año pasado.

En esa iniciativa, en la que participaron un total de 239 personas, el 81% optó por qué el emplazamiento tuviera un uso público. Entre las opciones favoritas de los encuestados, el 23% de los consultados se decantó por que el espacio se destinara a usos culturales, una posibilidad que fue seguida por la asociativa (16%), educativa (16%), social (13%) y ocio (13%).

Asimismo, otro 14% se decantó por opciones destinadas a usos comerciales, deportivos, municipales y hoteleras. Un dato relevante fue que sólo 10 de los 239 encuestados –ni el 2% del total– apostó por que el espacio sea por lo que originalmente fue planteado: un aparcamiento soterrado, eso sí, convencional.

‘Acuerdos más amplios’

«No tenemos la mayoría suficiente. El acuerdo de gobierno con PP y Unió especifica que durante este mandato se encontrará una solución. Es un tema que está sobre la mesa, pero no hemos decidido nada aún, entre otras cosas porque el caso está subjúdice», afirmó la pasada semana la portavoz municipal.

Pese a ello, Floria remarcó que la opción del grupo municipal socialista es que el espacio se convierta en una ampliación de la Casa de la Festa, que es la propuesta que el entonces candidato Josep Fèlix Ballesteros (PSC) lanzó antes de las elecciones municipales que se celebraron hace casi un año. «Ésta era y es nuestra posición, pero está claro que necesitamos acuerdos más amplios para poder desencallar el tema», remarcó la edil socialista.

Discrepancia sobre el uso

Pese a la apuesta socialista para convertir el agujero en la Casa de la Festa, lo cierto es que esta opción no está bien vista ni por los partidos de la oposición ni por sus dos socios de gobierno, ya que tanto Partido Popular como Unió Democràtica apostaron durante los últimos comicios locales por la opción de que el emplazamiento fuera un aparcamiento.

De hecho, en el acuerdo de gobierno que se firmó el pasado 2 de febrero en Casa Canals no se hace ninguna referencia a la utilidad que se dará en el futuro al Jaume I. En el escrito que se facilitó a los medios de comunicación se indica, textualmente, que «el periodo 2016-2019 es un espacio de tiempo suficiente para abrir, definitivamente, la ciudad al mar, para ligar los barrios y para determinar el destino final de equipamientos importantes como son el edificio del Banco de España, el preventorio de la Savinosa, el Mercat Central, la Tabacalera, la Ciutat de Repòs, el Port Esportiu, la plataforma del Miracle o las infraestructuras deportivas», por lo que no se mencionaba el desastre de la Part Alta.

El líder del PP y primer teniente de alcalde, Alejandro Fernández (PP), reconoce que «ahora mismo no estamos debatiendo este tema». El concejal de la formación conservadora argumenta esta situación en el hecho de que «estando el caso en los juzgados no tendría demasiado sentido», si bien se muestra partidario de «encontrar una solución a lo largo de este mandato». Fernández especifica que «esto no nos obliga a decidirlo durante los primeros tres meses de gestión».

Por su parte, el portavoz del grupo municipal de Unió Democràtica de Catalunya y concejal de Cultura, Josep Maria Prats, declaró al Diari que «aún no hemos hablado del tema», a la vez que se mostró partidario de «estudiar qué es lo que puede hacerse allí».

 

Temas

  • TARRAGONA

Comentarios

Lea También