Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El Ayuntamiento de Tarragona prevé 600.000 euros para la rehabilitación de viviendas

La partida, que forma parte del pacto de presupuestos con la CUP, está vinculada a la venta de patrimonio

NÚRIA RIU

Whatsapp
El barrio del Serrallo tiene un problema con el estado de la vivienda. FOTO: Alba Mariné

El barrio del Serrallo tiene un problema con el estado de la vivienda. FOTO: Alba Mariné

Un crecimiento sostenido acompañado de la rehabilitación del parque de viviendas de la ciudad, que en algunas zonas sufre un estado de deterioro considerable. Son dos de las prioridades del Ayuntamiento de Tarragona en materia de urbanismo, que tienen como objetivo final la dinamización del mercado del alquiler. En relación a este último aspecto, el concejal de Territori, Xavier Puig, avanza que está prevista la suma de 600.000 euros de cara a los propietarios que quieran hacer mejoras para poner los pisos en circulación.

La partida no consta en los presupuestos aprobados el pasado 20 de diciembre. Se incluyó a raíz de las negociaciones del Equipo de Gobierno con la CUP, que finalmente facilitó el sí de la formación anticapitalista a las primeras cuentas de Pau Ricomà como alcalde. «Es una muy buena propuesta de la que nos sentimos muy orgullosos», señala el edil responsable de urbanismo.

Su disponibilidad está vinculada a la venta de patrimonio. En concreto, está ligada a unos aparcamientos y trasteros que la administración local tiene en un inmueble ubicado en la calle Ernest Lluch. «Están en una promoción que hizo fallida y no tiene ningún tipo de sentido que el Ayuntamiento tenga plazas de aparcamiento», reconoce Puig. Tan buen punto se haya realizado la tasación y se haya materializado la operación de venta, los técnicos municipales procederán a a redactar las bases para abrir la convocatoria de ayudas.

Puig asegura que, de acuerdo con el compromiso asumido, la convocatoria se abrirá este mismo año. Ésta no se centrará tan solo en las fachadas, sino que irá dirigida a aquellos propietarios que tienen un piso que necesita una reforma para ponerlo en el mercado del alquiler. «Nos estamos centrando en aquella parte más habitacional», apunta el edil republicano.

Desde el Col·legi d’Arquitectes de Catalunya en Tarragona, Joan Tous, también defiende la necesidad invertir para mejorar el parque de viviendas ya construidas. Tous considera que «es importante que siga adelante y que sean valientes en el momento de tomar las decisiones». Argumenta que no hay que limitarse a arreglar fachadas y a reparar aceras. «En algunas zonas sería interesante incrementar el aprovechamiento urbanístico, de forma que se generen plusvalías que permitan pagar la actuación», sentencia.

La Part Baixa es uno de los ámbitos que el presidente del Col·legi d’Arquitectes considera que debería estudiarse. «Necesitamos un impulso como el que se hizo en su momento en la Part Alta a partir de estrategias diferentes y valientes, y no tan solo a partir de la cosmética», argumenta Tous.

En paralelo al impulso de un plan de rehabilitación, el Ayuntamiento de Tarragona se ha comprometido en hacer un estudio para conocer la cifra de pisos vacíos que hay en la ciudad y su estado. «La idea es hacer una auditoría para conocer esta realidad y, a partir de ahí que podamos actuar», manifiesta Puig.

El coste de esta actuación se sitúa en la cifra de 25.000 euros y debe permitir poner negro sobre blanco sobre una cuestión que ahora mismo es una incógnita. Hace unos años se hizo un informe similar y se dictaminó que había alrededor de 15.000 viviendas vacías en el centro. Posteriormente, esta cifra se redujo a 7.000. Para ello, el Consistorio quiere actualizar esta información, en primer lugar, cruzando los datos referentes a los suministros. Y, cuando se haya reducido la muestra, visitando directamente estas viviendas para preguntar a los vecinos y conocer si el piso está habitado o no.

El estudio se llevará a cabo cuando la coalición, formada por Esquerra Republicana de Catalunya y En Comú Podem, ha conseguido sacar adelante la propuesta de incrementar en un 50% el IBI a los pisos vacíos. «Todas estas son medidas que lo pretenden es estimular que los propietarios pongan en circulación a todas estas viviendas para dinamizar el alquiler», sigue explicando Xavier Puig.

Temas

Comentarios

Lea También