Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El Ayuntamiento de Tarragona recuperará la figura del concejal de barrio

La portavoz del equipo de gobierno, Begoña Floria (PSC), confirma que el ejecutivo negocia con las entidades 'reformular' este sistema para 'mejorar la interlocución' con los vecinos

Octavi Saumell

Whatsapp
Imagen del pleno que se llevó a cabo ayer por la mañana y que se alargó por espacio de más de tres horas. Foto: Lluís Milián

Imagen del pleno que se llevó a cabo ayer por la mañana y que se alargó por espacio de más de tres horas. Foto: Lluís Milián

El Ayuntamiento de Tarragona recuperará la figura del concejal de barrio, suprimida el pasado mes de abril por el «edil de área». Seis meses después, el nuevo funcionamiento no ha gustado ni a federaciones ni asociaciones de vecinos de la ciudad, por lo que ayer la portavoz del equipo de gobierno, Begoña Floria (PSC), confirmó que el ejecutivo municipal recuperará la figura «como concepto».

La edil socialista indicó, esto sí, que se «cambiará el sistema de funcionamiento», que justo ahora «se está acabando de definir con las entidades». Floria reconoció que «debe mejorarse la interlocución entre Consistorio y vecinos».

Precisamente, ayer se rechazó una moción de CDC, en la que los nacionalistas solicitaban recuperar la figura «en tres meses», y que la función la ejercieran «los 27 representantes del pleno y no sólo los 14 del gobierno». La propuesta contó con el voto a favor de CDC, ERC y Ciutadans y la abstención de ICV. Votaron en contra PSC, PP, Unió y la CUP.

Laia Estrada (CUP) no es partidaria de recuperar la figura anterior, sino de «implantar las mesas interdiciplinarias», un sistema que, considera, «permitirá evaluar el grado de cumplimiento de las necesidades de los barrios». Rubén Viñuales (Ciutadans) reivindicó que «el alcalde Ballesteros se ha fijado más en los barrios que su antecesor, pero no es suficiente», por lo que sería partidario de «potenciar esta figura, no de recortarla».

Finalmente, Arga Sentis (ICV) argumentó su abstención en el hecho de que «se trata de una moción bien intencionada», si bien considera que «la solución del concejal de barrio no es la acertada», ya que «la buena gestión no puede depender de la suerte del concejal que le toque a cada zona».

Temas

  • TARRAGONA

Comentarios

Lea También